in

WTFWTF

Erdogan convierte a Santa Sofía en mezquita

Erdogan dijo que las primeras oraciones dentro de la mezquita de Santa Sofía se celebrarían el 24 de julio, e instó al mundo respetar su decisión.

Gente ondea una bandera nacional turca y una bandera con el escudo de armas de Turquía del Imperio Otomano

Finalmente, el presidente Erdogan de Turquía convirtió la iglesia de Santa Sofía del siglo VI de Estambul en una mezquita y la declaró abierta para el culto musulmán.

Esto provocó tanto una profunda consternación entre los cristianos, dentro y fuera del país.

Originalmente una catedral, Hagia Sophia o Santa Sofía se convirtió en una mezquita después de la conquista de Estambul por el Imperio Otomano, pero fué un museo durante los últimos 86 años, atrayendo a millones de turistas al año.

Decenas de personas que esperaban el fallo de la corte corearon «¡Alá es genial!» cuando se supo la noticia. Una gran multitud más tarde rezó afuera.

En la capital de Ankara, los legisladores se pusieron de pie y aplaudieron mientras se leía la decisión en el Parlamento.

En un discurso televisado a la nación, Erdogan dijo que las primeras oraciones dentro de la mezquita de Santa Sofía se celebrarían el 24 de julio, e instó al mundo respetar su decisión.

«Es el derecho soberano de Turquía decidir con qué propósito se utilizará Hagia Sophia».

Recep Erdogan, presidente de Turquía

Erdogan, un musulmán devoto, ha utilizado con frecuencia el tema de Hagia Sophia para obtener apoyo para su partido con raíces islámicas.

Algunas oraciones islámicas se celebraron en el museo en los últimos años. En un importante movimiento simbólico, Erdogan recitó el verso de apertura del Corán allí en 2018.

Una decisión que no cayo bien

Erdogan había hablado a favor de convertir el simbólico sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO en una mezquita a pesar de las críticas internacionales, que habían instado a Turquía a mantener su condición símbolo de solidaridad entre las religiones y las culturas.

La medida amenaza con profundizar las tensiones con la vecina Grecia, cuyo primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, condenó la decisión como una afrenta al carácter ecuménico de Hagia Sophia.

«Es una decisión que ofende a todos aquellos que reconocen a Hagia Sophia como una parte indispensable del patrimonio cultural mundial», dijo Mitsotakis.

«Esta decisión afecta claramente no solo las relaciones de Turquía con Grecia, sino también sus relaciones con la Unión Europea, la UNESCO y la comunidad mundial en general».

En la segunda ciudad más grande de Grecia, Salónica, los manifestantes se congregaron frente a una iglesia que sigue el modelo de Santa Sofía y lleva el mismo nombre. Al grito de «¡Encenderemos velas en Hagia Sophia!», sostenía banderas griegas y pancartas bizantinas.

«Chipre condena enérgicamente las acciones de Turquía sobre Hagia Sophia en su esfuerzo por distraer la opinión interna y llama a Turquía a respetar sus obligaciones internacionales»

Tampoco cayó bien en la UNESCO. El organismo cultural de las Naciones Unidas dijo que Hagia Sophia es parte de las Áreas Históricas de Estambul, una propiedad inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO como museo.

«Los estados tienen la obligación de garantizar que las modificaciones no afecten el ‘valor universal excepcional’ de los sitios inscritos en sus territorios», dijo el Director General Audrey Azoulay.

Esto desagradó incluso a los Estados Unidos, nominalmente aliados, que, por cierto, no están del todo contentos con la reanudación islámica de Hagia Sophia.

El secretario de Estado Mike Pompeo se hizo público para pedirle a Erdogan que reconsiderara la idea.

Como en el caso griego, el estadounidense fue ignorado y ahora el gobierno estadounidense ha dicho que está «decepcionado«.

Sus comentarios provocaron una reprimenda del Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía, que dijo que Hagia Sophia era un problema interno de la soberanía nacional turca.

Pareciera que el presidente turco no perdonó aún a Donald Trump por no extraditar al clérigo a quien acusó por su intento de golpe en 2016.

En Turquía, no todos están de acuerdo

El debate llega al corazón de la división religioso-secular de Turquía. Los grupos nacionalistas y de fanáticos religiosos en Turquía siempre quisieron celebrar oraciones en Hagia Sophia, que consideran parte del legado otomano musulmán.

Pero otros creen que debería seguir siendo un museo, como símbolo de solidaridad cristiana y musulmana.

Garo Paylan, un turco armenio del Parlamento de Turquía tuiteó que fue «un día triste para los cristianos (y) para todos los que creen en una Turquía pluralista. La decisión de convertir a Santa Sofía en una mezquita hará la vida más difícil para los cristianos aquí y para los musulmanes en Europa. Hagia Sophia fue un símbolo de nuestra rica historia. Su cúpula era lo suficientemente grande para todos».

Por su parte, el Patriarca Ecuménico Ecuménico Bartholomew I, con sede en Estambul, considerado el líder espiritual de los cristianos ortodoxos del mundo, advirtió el mes pasado que la conversión del edificio en una mezquita «convertirá a millones de cristianos en todo el mundo contra el Islam».

El símbolo del imperio otomano de Erdogan

El grupo que llevó el caso a los tribunales había impugnado la legalidad de la decisión de 1934 de los ministros del gobierno secular de la moderna república turca, argumentando que el edificio era propiedad personal del sultán otomano Mehmet II, quien conquistó Estambul en 1453.

El presidente Recep Tayyip Erdogan hace gestos durante una visita a Hagia Sophia, en Estambul, Turquía, el 31 de marzo de 2018. (Foto de AA)

«No me sorprendió en absoluto que el tribunal pesara para sancionar los movimientos de Erdogan porque en estos días Erdogan obtiene de los tribunales turcos lo que Erdogan quiere», dijo Soner Cagaptay, del Instituto Washington.

«Erdogan quiere utilizar la conversión de Hagia Sophia en una mezquita para reunir sus seguidores de derecha», dijo Cagaptay, el autor del «Imperio de Erdogan». “Pero no creo que esta estrategia funcione. Creo que, salvo el crecimiento económico, nada restaurará la popularidad de Erdogan «.

Por su parte, el el arzobispo Elpidophoros of America dijo que la decisión va en contra de la visión del fundador secular de Turquía, Mustafa Kemal Ataturk, «quien entendió que Hagia Sophia debería servir a toda la gente de Turquía y al mundo entero».

«Los días de la conquista deberían seguir siendo un capítulo cerrado de nuestras historias colectivas», dijo a The Associated Press, y agregó que el gobierno de Turquía «aún puede elegir sabiamente», pero dejando que Hagia Sophia siga siendo un «monumento a todas las civilizaciones y valores universales».

CRONOLOGÍA de SANTA SOFIA

325 – Comienza a construirse la primera iglesia en templo pagano
360 – Constantino 1º consagra la iglesia
404 – Edificio quemado
415 – La iglesia reabre
532 – Un nuevo incendio destruye la iglesia, que se rehízo completamente con su forma actual
537 – Justiniano 1 consagra el nuevo templo
558 – Daño de terremoto mayor
1204 – Se convierte en iglesia católica después de los saqueos venecianos
1261 – Vuelve al griego ortodoxo
1453 – Constantinopla cae y los otomanos convierten la iglesia en mezquita
1616 – La Mezquita Azul se convierte en la mezquita principal en Constantinopla
1934 – El decreto seculariza la iglesia, que se convirtió en museo en 1935. Se exponen mosaicos cristianos y piezas arqueológicas, así como el piso original, previamente cubierto con alfombras.
1985 – La UNESCO declara sitio de Patrimonio Mundial
2019 – Erdogan sugiere regresar al estado de mezquita
2020 – La corte le da poder a Erdogan para reanudar la función religiosa del edificio

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

What do you think?

-1 points
Upvote Downvote