in

¿Vendería Israel un dron usado a un Hitler?

Israel W. Charny describe su vergüenza por la venta de armas de I)srael a Azerbaiyán y su falta de reconocimiento del genocidio armenio

Israel W. Charny cofundador del Instituto sobre el Holocausto y el Genocidio en Jerusalén, describe en un este lucido artículo su vergüenza por la venta de armas a Azerbaiyán por parte de su gobierno y su falta de reconocimiento del genocidio armenio

Supongamos que los nazis no estuvieran asesinando judíos, sino que estuvieran asesinando «sólo», digamos, eslavos, gitanos y testigos de Jehová; y supongamos que nuestro amado Estado de Israel existiera: ¿Aceptaría que vendamos armas a los nazis?

Se informa que Israel ha vendido miles de millones de dólares en armas, incluso a gobiernos que están matando o amenazando con atacar a las víctimas. La semana pasada llegaron informes de que un avión no tripulado israelí en manos de Azerbaiyán, un gran cliente de armas nuestro, fue responsable de la muerte de seis armenios en el enclave de Nagorno-Karabaj. Y, más recientemente, se informó que aviones de transporte militar azeríes aterrizaron en Israel (quizás para recoger y entregar armas) durante la guerra con Armenia.

Me avergüenzo.

Los armenios fueron víctimas de un gran genocidio hace 100 años que incluso algunos eruditos israelíes, incluso de la Universidad de Bar Ilan, han llamado la «Shoah armenia». Gran parte de su ética nacional y cultural sigue centrándose apasionadamente en el recuerdo de ese genocidio (¿nos suena eso familiar a los judíos?). Desde hace muchos años, los israelíes, ya sea liderados por los laboristas o por el Likud, hemos insultado y herido al pueblo armenio al no reconocer su genocidio oficial y formalmente. ¿Toleraríamos nosotros mismos que otro gobierno, digamos Estados Unidos o Inglaterra, se niegue a reconocer el Holocausto debido a su interés de realpolitik con el gobierno perpetrador?

Un alto funcionario armenio nos ha escrito a varios de nosotros en Israel para expresar su profundo dolor y su indignación, no solo por las negaciones cobardes y egoístas de nuestro gobierno del genocidio armenio, sino también por nuestra densa alianza comercial militar con los azeríes, un Pueblo turco que se adhiere a la extraña y fascista tradición turca de reescribir la historia y negar el genocidio armenio

Recuerdo al profeta Natan clamando al rey David por un acto asesino anterior, aunque más delicioso, de interés propio, o Elías reprendiendo a Acab por su hurto asesino: Ya es bastante malo que lo hayas matado, ¿también te estás beneficiando de la asunto sórdido? (En hebreo: «Haratazachta v’gam yarashta?»)

En general, ¿Qué tan dispuestos estamos los israelíes a fortalecer nuestra economía mediante lucrativas ventas de armas? Por supuesto, “todos” en el mundo lo están haciendo, pero ¿tenemos que hacerlo nosotros también? ¿Hemos renunciado a la visión de Israel como líder moral de los pueblos de este planeta? ¿Es esta idea aburrida, ingenua e infantil en un mundo locamente destructivo y autodestructivo?

Un principio alternativo podría ser que construyamos armas ante todo para la defensa de Israel, y que suministremos armas solo a los pueblos desfavorecidos que se enfrentan a la destrucción masiva y a aliados como Estados Unidos que están esencialmente comprometidos con los valores democráticos compartidos y con la paz. Por supuesto, seguiremos cometiendo algunos errores, pero al menos nuestra conciencia estará más clara de que no hemos entregado armas a los ‘nazis’.

A mis colegas y amigos armenios, solo puedo decirles que como judío y como israelí, estoy mortificado y enojado.

Escrito por SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

¿Qué opina?