in

Bielorrusia contra Alexander Lukashenko

Más de 100.000 personas marcharon por Minsk pidiendo dimita el presidente bielorruso Alexander Lukashenko., a un mes de dudosas elecciones.

Partidarios de la oposición bielorrusa con viejas banderas nacionales bielorrusas se reúnen hacia el Palacio de la Independencia, la residencia del presidente bielorruso Alexander Lukashenko en Minsk, Bielorrusia, el domingo 6 de septiembre de 2020. Foto: TUT.De - AP

Más de 100.000 personas marcharon por Minsk pidiendo dimita el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko. A pesar de una feroz represión y el arresto de 250 manifestantes, las protestas no mostraron signos de ceder casi un mes después de unas elecciones que, según sus oponentes, fueron manipuladas.

Grandes multitudes de manifestantes bielorrusos inundaron el domingo la capital Minsk, desafiando la amenaza de arrestos, para pedir la renuncia del actual presidente Alexander Lukashenko.

Se estima que más de 100.000 personas tomaron las calles de la capital Minsk durante los últimos tres fines de semana y periodistas de AFP dijeron que la multitud en Minsk podría haber sido aún mayor el domingo.

Se desplegaron tropas, cañones de agua, vehículos blindados de transporte de personal y blindados en el centro de la ciudad, pero manifestantes de todas las edades -desde padres con hijos hasta estudiantes e incluso sacerdotes- se unieron en una demostración de desafío.

Alrededor de 250 personas fueron arrestadas en todo el país, incluidas 175 en Minsk, según el grupo de derechos Viasna.

Un portavoz del Ministerio del Interior se negó a confirmar las cifras.
«A pesar de la lluvia y la presión de las autoridades, a pesar de la represión, muchas más personas se presentaron en Minsk que el domingo pasado», dijo a los periodistas la principal figura de la oposición, Maria Kolesnikova.
«Estoy convencido de que las protestas continuarán hasta que ganemos».

Un país de cabeza desde una tramposa elección

Estallaron manifestaciones sin precedentes después de que Lukashenko -quien gobierna este ex estado soviético desde hace 26 años- reclamara haber ganado la reelección con 80% de los votos el 9 de agosto.

Pero la rival de la oposición, Svetlana Tikhanovskaya, dijo que ella ganó la votación, pero las fuerzas de seguridad de Lukashenko detuvieron a miles de manifestantes, muchos de los cuales acusaron a la policía de palizas y torturas. Varias personas murieron durante la represión.

El viernes, Tikhanovskaya instó a la ONU a ayudar a detener la represión de las autoridades contra los manifestantes.

Activistas LGBT reaccionan juntos, con una vieja bandera nacional bielorrusa, frente a una barricada policial que bloquea una calle durante un mitin de la oposición para protestar por los resultados oficiales de las elecciones presidenciales en Minsk, Bielorrusia, el domingo 6 de septiembre de 2020
Activistas LGBT reaccionan juntos, con una vieja bandera nacional bielorrusa, frente a una barricada policial que bloquea una calle durante un mitin de la oposición para protestar por los resultados oficiales de las elecciones presidenciales en Minsk, Bielorrusia, el domingo 6 de septiembre de 2020. Foto: TUT.De – AP

Tikhanovskaya, de 37 años, representó a la principal oposición a Lukashenko en las elecciones, ingresando a la carrera presidencial después de que su esposo, Sergei Tikhanovsky, y otro candidato fueran encarcelados. Tikhanovskaya abandonó Bielorrusia bajo la presión de las autoridades y se refugió en Lituania.

Dijo que la oposición exigía el fin de la violencia policial, la liberación inmediata de todos los presos políticos y unas elecciones libres y justas.

Por su parte, Olga Kovalkova, también tuvo que huir del país rumbo a Polonia. Kovalkova dijo que las fuerzas de seguridad la llevaron a un puesto fronterizo donde pudo abordar un autobús a Polonia después de que el conductor la reconoció.

Las protestas entran en la quinta semana

Los bielorrusos se manifestaron en todo el país durante un mes a pesar de que el movimiento de protesta carece de un líder claro, con muchos activistas encarcelados o forzados a salir del país.

El domingo, los manifestantes marcharon hacia la residencia de Lukashenko en el Palacio de la Independencia.

Muchos dicen que seguirán saliendo a las calles hasta que el líder renuncie.

A medida que los manifestantes se dispersaban gradualmente el domingo, las imágenes mostraban a hombres encapuchados vestidos de civil con porras persiguiendo y golpeando a los manifestantes.

Rusia ayuda a Bielorrusia

Rusia dijo que responderá a cualquier intento occidental de «influir en la situación» y Putin planteó la posibilidad de enviar apoyo militar.

Putin siempre estuvo ansioso por unificar a Rusia y Bielorrusia, y Moscú acompañó sus recientes ofertas de ayuda militar con llamados a una integración más estrecha.
En el pasado, Lukashenko descartó la unificación total y trató de enfrentar a Moscú con Occidente, pero sus opciones ahora son limitadas.

El jueves, Lukashenko recibió al primer ministro ruso, Mikhail Mishustin, y dijo que los dos países habían logrado ponerse de acuerdo sobre cuestiones que «no pudieron ponerse de acuerdo antes».

Con noticias SBS News RNZ

Escrito por SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

¿Qué opina?