in ,

Vuelven a tratar de prohibir en Armenia a las ONG occidentales, como en Rusia

Un grupo de abogados reflotaron la propuesta copiada a Rusia del ex presidente Robert Kocharyan de prohibir en Armenia las ONG occidentales y acudirán a los tribunales para exigir el cese de las actividades de la Open Society Foundation, conocida como Fundación Soros, por considerarla una «red de inteligencia extranjera».

Los abogados armenios tienen la intención de dar este paso, dada la actual “difícil situación política en el país y la necesidad de detener de inmediato las actividades de la red de inteligencia extranjera”, dijo el conocido abogado nacionalista Tigran Atanesyan.

“El ejemplo de nuestro estado muestra claramente que en realidad este fondo y sus beneficiarios, los sorositas, están muy lejos del objetivo real de construir una sociedad civil. El objetivo real de este fondo es la destrucción real de un estado en particular con objetivos políticos prudentes y de largo alcance”, dijo Atanesyan.

Según él, los Soros locales apoyaron la “revolución de terciopelo” de 2018, una narrativa recurrente en los medios pro-Kremlin que acusan directamente a Pashinyan está controlado por George Soros.

Sin embargo, Pashinyan llegó al poder como resultado de protestas pacíficas en 2018 en Armenia. Recibió el apoyo de miles de armenios cuando el ex presidente de Armenia, Serzh Sargsyan, solicitó el cargo de primer ministro después de haber estado gobernando el país durante 10 años. Sargsyan renunció en respuesta a la abrumadora presión de la oposición, admitiendo que estaba «equivocado» . «El movimiento de la calle está en contra de mi mandato. Estoy cumpliendo con su demanda», dijo su comunicado .

Atanesyan también presentó el marco legal para la liquidación de esta «organización pública sin fines de lucro», en referencia al artículo 34 de la Ley armenia «Sobre las fundaciones», adoptada en 2002. Según él, la fundación puede ser liquidada por el tribunal si sus actividades amenazan la seguridad estatal y pública, el orden público, la salud y la moral de la sociedad, los derechos y libertades de otras personas. La Fundación Soros ha estado operando en Armenia desde 1997.

Otra versión Kocharyan de leyes rusas

Durante junio de 2021 y en plena campaña electoral, el segundo presidente de Armenia, Robert Kocharyan, dijo que planea ‘establecer controles estrictos’ sobre el trabajo de las organizaciones financiadas por donantes extranjeros. 

«Serán prohibidos u operarán como agentes extranjeros bajo un estricto control», dijo Kocharyan el 13 de junio durante un acto de campaña en la provincia armenia de Tavush. 

La propuesta era, a su vez, una copia de la recientemente aprobada ley rusa sobre «agentes extranjeros», que provocó la censura y el cierre de organizaciones de la sociedad civil y medios de comunicación.

No fue la primera vez que Kocharyan criticó el papel «destructivo» de las organizaciones financiadas con fondos extranjeros en Armenia, y Kocharyan es solo una entre muchas voces de la derecha armenia que insisten en que George Soros de alguna manera tiene como objetivo «destruir» Armenia.

Las discusiones sobre el papel de los ‘hombres Soros’, es decir, personas que supuestamente reciben órdenes de marcha del financiero y filántropo húngaro-estadounidense George Soros, se hicieron prominentes durante y después de la revolución de 2018. 

La teoría de la conspiración tiene sus orígenes en la campaña del primer ministro húngaro Victor Orban contra George Soros y organizaciones fundadas por Soros como Open Society y la Universidad de Europa Central, pero ganaron terreno entre grupos de extrema derecha en todo el mundo. 

Según sus defensores armenios, las organizaciones vinculadas a George Soros buscan utilizar cuestiones como los derechos de las mujeres y los derechos de los homosexuales para socavar los «valores nacionales» de Armenia y debilitar el país. 

Los ataques a cualquier organización y medio de comunicación financiado por Occidente, generalmente identificados con Soros, independientemente de dónde recibieron su financiación, se volvieron aún más crueles después de la derrota de Armenia en la Segunda Guerra de Nagorno-Karabaj.

En los disturbios que estallaron en Ereván la noche en que se anunció la declaración de paz tripartita, los alborotadores atacaron oficinas y periodistas financiados con fondos extranjeros, incluidas las oficinas locales de Open Society Foundation y las oficinas de Radio Free Europe. 

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El primer hotel Mercure abrirá en Armenia en lugar del Golden Palace

    Plantan 420 árboles y arbustos nuevos para la colina de Tsitsernakaberdy