in , ,

Las vicisitudes de la vida del maestro del amor Sayat-Nova

En es el año de 1795 en Tiflis los persas irrumpen en la Iglesia Armenia y mataron al anciano Harutyun Sayatyan, conocido como Sayat Nova.

En es el año de 1795 en Tiflis cuando los persas irrumpen en la Iglesia Armenia de San Gevorg donde reza el anciano Harutyun Sayatyan, conocido como Sayat-Nova. “Renuncia a tu fe”, exigen los soldados. El monje de 83 años se niega categóricamente y cae muerto bajo los golpes de sables extranjeros. 

Uno de los cráteres de Mercurio lleva el nombre del juglar del Cáucaso y de la poesía amorosa, que escribió en armenio antiguo, georgiano y precursor del idioma azerbaiyano. 

amor sayat-nova

Los datos sobre el nacimiento del legendario poeta varían mucho: van desde 1712, 1713 e incluso 1722. Según el primer biógrafo de Sayat-Nova, Gevorg Akhverdyan, Harutyun (Harutin) Sayadyan nació en 1712 en Tibilis (ahora Tiflis) en una familia del Medio Oriente de Alepo. Los padres del músico eran Karapet y Sarah. En su juventud, el padre del futuro ashug hizo una peregrinación a Jerusalén y recibió un prefijo especial a su nombre: «mugdusi/makhtesi». Al criar al pequeño Harutyun, alimentó en él el respeto por la religión y las tradiciones populares. 

El poeta nunca recibió una educación escolar clásica. Al parecer, estudió alfabetización en la escuela del monasterio local, probablemente georgiano. Un análisis lingüístico de las obras de Sayat-Nova mostró que escribió en georgiano casi sin errores. Pero en el armenio antiguo y en el predecesor del azerbaiyano, había muchos más problemas con la ortografía y la puntuación.

La familia vivía pobremente en las afueras de Tiflis, en Avlabar. Karapet envió a su hijo a estudiar tejido. El adolescente resultó ser muy capaz: se hizo un telar y supo tejer directamente en su habitación. En dos años, Harutyun se convirtió en un profesional seguro. 

Sayat-Nova comenzó a escribir poesía y a interpretarla con su familia cuando era niño. El propio poeta conserva el recuerdo de que en aquellos años aprendió a tocar kamancha, chonguri y tanbur, instrumentos populares locales. Desarrolló su pasión por la música mientras aprendía a tejer. En aquella época, muchos trovadores locales procedían de artesanos.

Harutyun Sayadyan finalmente decidió dejar su profesión y dedicarse a la creatividad. A los 19 años deja su casa y emprende un viaje de siete años. El lugar adonde viajó el joven juglar seguía siendo un misterio. Sin embargo, al regresar a Tiflis, se hace llamar Sayat-Nova, que traducido del hindi significa «rey de los cánticos» o «señor de la música».

La noticia de la aparición del misterioso ashug se difundió inmediatamente por la ciudad. Aparecieron los primeros fanáticos. En ese momento, los cantantes errantes organizaban regularmente concursos: competían en improvisación poética. Las batallas de rap ahora tienen el mismo mensaje y en Argentina se llama payar. El primer autor comienza y al final de la canción le hace una pregunta al oponente. Lo toma y, componiendo el texto sobre la marcha, fija el tema para una nueva respuesta. Perdía el trovador que no encontraba las líneas para continuar la batalla.

En una de estas batallas, el rey georgiano Irakli II notó al talentoso Sayat-Nova. Al escuchar su canto, el autócrata recompensó generosamente al juglar y lo convirtió en su cantante de la corte. El maestro de la poesía amorosa vivió en la corte durante más de diez años, considerado el favorito del soberano. 

amor sayat-nova
Sofiko Chiaureli como la princesa Anna, la amada de Sayat-Nova. Película “El color de las granadas”, 1968, dir. Serguéi Parajanov

En esos años, Sayat-Nova creó muchas cosas, incluidas canciones satíricas cáusticas de su pluma. Un juglar talentoso es nombrado líder del conjunto palaciego. Hay pruebas de que incluso desempeñó funciones diplomáticas para Heraclio en el Imperio Otomano. 

Harutyun era tan popular que pocos cortesanos podían resistir la competencia de un genio plebeyo. Los nobles empezaron a tejer intrigas. En 1752, Sayat-Nova fue expulsado del palacio por primera vez. Y después de otros seis años lo enviaron a casa para siempre. El poeta estaba muy preocupado y sólo recientemente los científicos descubrieron la causa de un trastorno tan grave. 

Según una versión, el trovador se enamoró de la bella Anna Batonishvili, hermana de Irakli II. Este sentimiento no fue correspondido, lo que dejó una huella de melancolía en la vida y obra del poeta. 

Sayat-Nova no fue simplemente excomulgado por su proximidad al palacio. A Harutyun se le prohibió hablar en público, lo tonsuraron por la fuerza como monje y lo enviaron a tierras lejanas: a Persia. Sólo unos años más tarde, al extrovador caído en desgracia se le permitió regresar a Georgia, donde continuó sirviendo en un templo en el pueblo de Kakhi bajo el nombre espiritual de Stepanos

amor sayat-nova
Monumento en el lugar de la muerte de Sayat-Nova en Tbilisi

Y luego el destino le dio al poeta deshonrado un nuevo golpe: en 1768, murió su esposa Marmar Shakhverdyan. El viudo se queda solo con cuatro hijos pequeños. A Sayat-Nova se le concede el rango de Vardapet y se le envía al monasterio de Haghpat como sacristán. 

Se resiste al clero impuesto y escribe enojado: “¡No quiero ropa con un borde negro!” 

A pesar de la estricta prohibición, el poeta sigue creando. Hay información de que Sayat-Nova escapó en secreto del monasterio más de una vez para participar en concursos de improvisación de ashug en Tiflis. Los católicos armenios incluso se quejaron ante el rey del comportamiento inapropiado de Vardapet, prometiendo expulsar al alborotador. Sin embargo, Irakli II defendió al creador deshonrado.

Protestando, Sayat-Nova no desdeñó la vida mundana ni siquiera dentro de los muros del monasterio. Según el testimonio del clérigo georgiano Ione Khelashvili, en Haghpat “un monje armenio” lo invitó a su celda y lo invitó a comer y beber en abundancia. Habiendo cedido bastante, el vardapet tomó el chonguri en sus manos y comenzó a cantar una canción sobre la “cabecita perdida”. Y luego admitió que la vida mundana estaba más cerca de él que el monaquismo. Sayat-Nova nunca abandonó su creatividad.

En 1795, al enterarse de que las tropas del persa Shah Agha Mehmed se acercaban a las fronteras de Georgia, Sayat-Nova, preocupado por el destino de sus hijos, se apresuró a ir a Tiflis. Se las arregla para enviarlos al norte del Cáucaso, mientras él mismo permanece en la ciudad. Negándose a renunciar a su fe y respondiendo a sus atacantes en su persa nativo, el sacerdote juglar muere. Unos días después de su partida de Tiflis, Sayat-Nova está enterrado en la entrada norte del templo, que se convirtió en su último lugar de descanso.

En 1914, en Tiflis, en el lugar de la muerte del poeta, por iniciativa del clásico de la literatura armenia Hovhannes Tumanyan, se erigió una lápida. Desde entonces, cada año, en mayo, los habitantes del Cáucaso recuerdan Sayat-Nova, reuniéndose en Vardaton, la fiesta de las rosas.

La obra del maestro de las letras del amor no fueron olvidadas. Afortunadamente, cuando viajó al norte del Cáucaso, el hijo menor del poeta, Melikset, se llevó consigo «Davtar», el famoso cuaderno armenio de su padre; medio siglo después, el nieto del ashig, Srapion, lo devolvió a Tiflis. Y en los años 40 del siglo XIX, el «Cancionero» escrito a mano de Sayat-Nova cayó en manos de Gevorg Akhverdyan, quien publicó la primera colección del poeta en idioma armenio en Moscú. 

amor sayat-nova
En es el año de 1795 en Tiflis los persas mataron al anciano Harutyun Sayatyan, conocido como Sayat Nova, el maestro del amor.

También sobrevivió otra colección manuscrita del poeta en georgiano. Lo conservaba el nieto del rey Irakli II. En la primera página estaba escrito: “Estos versos fueron reescritos por Hovhannes, el hijo de Sayat-Nova, en memoria de su padre”.

La herencia escrita que se conserva del poeta son 34 versos en georgiano, 68 en armenio, 115 en azerbaiyano. Muchos aún no sido descifrados ni publicados. La mayoría de las melodías de las canciones del legendario ashug se perdieron. No más de 30 melodías están intactas. 

Sin embargo, esto fue suficiente para que sus obras influyeran en la obra de decenas de escritores armenios, desde Hovhannes Tumanyan hasta Yeghishe Charents. La poesía de Sayat-Nova fue traducida al ruso por Valery Bryusov y Arseny Tarkovsky. En Ereván, Tbilisi y Batumi, avenidas y calles llevan el nombre del letrista. 

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Vergüenza internacional. Azerbaiyán asume como vicepresidente de la UNESCO

    British Petroleum (BP) financió la agresión de Azerbaiyán en Karabaj