in

Die Zeit: ¿Armenia y Azerbaiyán van hacia una guerra?

«La dinámica peligrosa todavía se puede detener», cree el autor del artículo.

En el noreste de Armenia, cerca de la frontera con Azerbaiyán, se produjeron enfrentamientos entre los ejércitos de los dos países del 12 al 17 de julio de 2020

El prestigioso diario alemán Die Zeit analizó la escalada militar entre Armenia y Azerbaiyán en el norte y estima que puede llevar a una guerra porque sus respectivos estados protectores no cumplen sus roles: Rusia actúa demasiado moderado y Turquía pide venganza.

“Al menos 17 personas murieron, y nadie quiere asumir la responsabilidad de esto. En los últimos días, en el noreste de Armenia, cerca de la frontera con Azerbaiyán, se produjeron enfrentamientos entre los ejércitos de los dos países con el uso de aviones no tripulados y armas pesadas.
Es imposible decir con certeza quién inició las hostilidades, por qué exactamente en este lugar y si fueron una provocación deliberada o un error»
, escribe la edición alemana de Die Zeit.

Según Stefan Meister, jefe de la Fundación Heinrich Böll en el Cáucaso del Sur, este no es el problema principal.

«Es crucial que ambas partes se preparen para una reacción aguda del oponente y estén listas para las represalias. Esto es lo que hace que la situación actual sea tan peligrosa: incluso un incidente puede conducir a una escalada».

«Esto, a su vez, es posible solo porque el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán sobre Nagorno-Karabaj fue olvidado, mientras que ambos países no dejaron de prepararse para la guerra», señala por su parte la periodista Alice Botha.

“El conflicto se consideró congelado; esta es una conclusión falsa, porque las hostilidades nunca se detuvieron por completo. Un promedio de 25 a 30 personas mueren cada año. En 2016, tuvieron lugar varios días de lucha entre los estados, durante los cuales murieron alrededor de cien personas. Todos estos años, los países se armaron a gran escala, hoy Azerbaiyán gasta casi 4% de su PIB en defensa, Armenia, incluso más. Según los expertos en armas del Centro de Conversión Internacional, ambos países se encuentran ahora entre los diez países más militarizados del mundo».

“Si piensas racionalmente, ambos lados no pueden estar interesados ​​en una guerra abierta, le costaría demasiado a los países. Pero la escalada es a menudo el resultado de influencias externas, cálculos políticos y sentimientos públicos. Las autoridades de Azerbaiyán y Armenia sufrieron una intensa presión debido a la crisis del coronavirus. El número de infecciones es alto, Armenia está perdiendo ingresos por el turismo, Azerbaiyán está perdiendo ingresos por las ventas de petróleo debido a la caída de los precios en el mercado mundial. La dificultad económica y la frustración de la población está creciendo”, dice el artículo.

“En Azerbaiyán, el autócrata gobernante Ilham Aliyev se opone con dureza a la oposición, en Armenia Nikol Pashinyan, quien fue elegido primer ministro recién en 2018, tiene que demostrar su valía. A diferencia de los presidentes anteriores de Armenia, Pashinyan no es de Nagorno-Karabaj. Por lo tanto, no puede permitirse el lujo de incumplir: los votantes pueden interpretar esto como debilidad».

Además, el periódico escribe: «en ambas sociedades, a lo largo de los años, la disposición al compromiso disminuyó y la lucha por Nagorno-Karabaj adquirió un significado de formación de identidad».

«La dinámica peligrosa todavía se puede detener», cree el autor del artículo. Rusia puede influir en Armenia como estado protector, Turquía puede influir en Azerbaiyán. Pero mientras la parte rusa habla con moderación, Turquía condena enérgicamente a Armenia y pide venganza, tal vez para enviar una señal a los votantes nacionales.
«Así es como aumenta el peligro de escalada, y con ello el peligro de guerra», dice Die Zeit.

Comments

Leave a Reply

One Ping

  1. Pingback:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

What do you think?