in

Desafiando las sanciones, Irán se convierte en centro de tránsito regional. Por Ibrahim Fallahi

El analista Ibrahim Fallahi escribió en Tehran Times cree que el boicot contra Rusia obligó a Moscú a revaluar su relación con Irán, obligándola a convertirse en un centro de tránsito regional.

Durante miles de años, Irán ha sido una ruta importante para el tránsito de mercancías extranjeras debido a su posición geopolítica. El país desempeñó un papel importante en el transporte de mercancías de oeste a este como una de las principales estaciones a lo largo de la antigua Ruta de la Seda.

Sin embargo, en la actualidad, esta enorme capacidad quedó inactiva debido a la guerra, los conflictos políticos y las sanciones y, en consecuencia, a la falta de infraestructura. Sin embargo, ahora las condiciones globales están cambiando a favor de Irán y han aparecido nuevas oportunidades en el horizonte.

La guerra de Ucrania, a pesar de sus graves consecuencias para muchos países, le ha presentado a Irán una oportunidad de oro para alcanzar el objetivo largamente esperado de convertirse en el centro de tránsito global que alguna vez fue.

La disputa entre Europa y Rusia por la guerra de Ucrania, que resultó en la imposición de duras sanciones al país, acorraló económicamente al gobierno ruso y muchos países europeos cerraron sus fronteras a los productos rusos, lo que dificultó mucho que sus comerciantes pudieran acceder a sus productos. mercados de destino. Como resultado, el país comenzó a buscar nuevas formas de distribuir sus productos en todo el mundo, especialmente en Asia, y el Corredor Internacional de Tránsito Norte-Sur (INSTC) volvió a ser el centro de atención.

Desafiando las sanciones, Irán se convierte en centro de tránsito regional. Por Ibrahim Fallahi
El boicot contra Rusia obligó a Moscú a revaluar su relación con Irán, obligándola a convertirse en un centro de tránsito regional.

INSTC e Irán

El acuerdo para lanzar INSTC fue firmado por Irán, India y Rusia en 2000, sin embargo, a pesar de todo el interés y la exageración, la atención a la ruta se desvaneció con el tiempo debido a obstáculos geopolíticos, incluido el estancamiento económico mundial, las sanciones de EE. UU. a Irán, el conflicto en Karabaj y la pandemia.

Ahora, la red multimodal de barcos, ferrocarriles y carreteras vuelve a ganar importancia, como el vínculo comercial más importante entre Asia y Europa.

Según datos oficiales, una de las grandes ventajas de esta vía de transporte es que el costo del transporte de mercancías por este corredor es 30% más económico. También reduce a la mitad el tiempo que lleva transportar productos indios a Rusia a través del Canal de Suez.

Irán puede usar esta ruta de tránsito para distribuir productos europeos en el menor tiempo posible y a un costo menor que otras rutas hacia el Océano Índico y el Golfo Pérsico.

Se predice que después de la operación completa de INSTC, Irán podrá obtener US$20.000 millones en ganancias de tránsito anualmente, algo que lo ayudará a reducir su dependencia de los ingresos del petróleo en medio de la prohibición estadounidense sobre el sector.

Convertirse en el centro de tránsito de la región

La República Islámica ha estado tomando medidas serias para el desarrollo de su red ferroviaria, así como de sus puertos y su infraestructura marítima, a fin de alentar a más países a unirse al proyecto.

Usando las capacidades de INSTC, Irán no solo podrá expandir el volumen de comercio con Rusia y los países de la región, sino que también podrá ganar una gran parte del tránsito anual de los países mencionados.

Actualmente, Rusia se ha propuesto participar en algunos proyectos ferroviarios en Irán para acelerar el desarrollo de la red ferroviaria de la República Islámica a lo largo de la ruta mencionada.

La semana pasada, Igor Yevgenyevich Levitin, asistente del presidente de la Federación Rusa, visitó Irán como parte de una delegación de alto rango para reunirse con el Ministro de Transporte y Desarrollo Urbano de Irán, Rostam Qasemi, y discutir la expansión de los lazos de transporte.

Según el Ministerio de Transporte iraní, el presidente ruso, Vladimir Putin, encargó a Levitin que tomara las medidas necesarias para la implementación del ferrocarril Rasht-Astara de Irán y la señalización de la línea ferroviaria Incheh Borun-Garmsar del país (ambos están a lo largo de la ruta INSTC). ).

Además de unir India con Europa a través de este corredor, Irán puede conectar Asia Central con el Océano Índico y el Golfo Pérsico. Los países sin litoral de Asia Central pueden utilizar el ferrocarril del corredor para acceder a alta mar. Con el tiempo, el lugar de Irán en el corredor sería conocido por todos.

Kazajstán, Turkmenistán, Turquía, Irak y Afganistán también han mostrado interés en unirse al enorme proyecto al unir sus ferrocarriles con los de Irán.

A principios de este mes, Kazajistán llegó a un acuerdo con la República Islámica de Irán para utilizar la red ferroviaria del país y el puerto sur de Shahid Rajaee para el tránsito de mercancías a las regiones de Asia Central y la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

Irán también ha estado buscando unir su ferrocarril con Iraq con el fin de utilizar el país árabe para facilitar el acceso al mercado sirio, de esta manera Siria también puede vincularse de alguna manera con el INSTC.

La ruta ferroviaria y marítima también puede unirse al proyecto Chinese Road and Belt, que busca revivir la antigua Ruta de la Seda. Como uno de los principales socios comerciales de Irán, China también se ha trasladado a Asia Central y al Mar Caspio para transportar sus productos a Europa después del estallido de la crisis de Ucrania e Irán podría desempeñar un papel importante en la entrega de productos chinos a sus destinos.

Las condiciones internacionales actuales han brindado a Irán una oportunidad adecuada para desempeñar un papel audaz en la implementación más amplia del INSTC y transformarse en un centro comercial regional mediante el desarrollo de su infraestructura ferroviaria y de tránsito.

Dados los costos más bajos y el tiempo más corto del comercio a través de esta ruta, Irán puede convertirse en el principal vínculo comercial entre Asia y Europa y neutralizar de manera efectiva las medidas estadounidenses destinadas a aislar a la República Islámica de la economía global.

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Human Rights Watch y Amnistía Internacional confirman que Azerbaiyán usa bombas de racimo contra Artsaj

Ucrania suministró a Azerbaiyán bombas de fósforo que utilizó contra Karabaj

Hoy es el cumpleaños del escritor inglés armenio Michael Arlen