in ,

Campaña electoral entregando soberanía a Rusia

Naira Hayrumyan critica la campaña electoral opositora que promete a padres no enviar a sus hijos a Karabaj entregando así soberanía a Rusia.

Naira Hayrumyan marca cómo las fuerzas políticas opositoras, ya en campaña electoral, intentan captar votos prometiendo a los padres no enviar a sus hijos a Karabaj, entregando así la soberanía y el control de fronteras a Rusia.

Ministro de Defensa se reúne con los padres de soldados
Una de las tantas reuniones que brinda el Ministro de Defensa con los padres de soldados que piden ser desmovilizados de las fronteras. Foto: Gobierno de Armenia

Desde hace varios días continúan protestando los padres de los conscriptos frente al edificio del gobierno armenio; exigiendo la desmovilización de sus hijos que participaron en la guerra de Artsaj.

A juzgar por el «entendimiento» del gobierno y las fuerzas políticas respecto a esta situación, podría convertirse en la base de la próxima campaña electoral.

Durante la revolución en Armenia en 2018, dijeron: «a los que robado, en particular el clan Karabaj, perderá su botín y lo distribuiremos». Pasaron ya varios años y hasta ahora nada se distribuyó. Ni hicieron acciones judiciales .

Sin embargo, este tema no es ahora relevante, aunque en vez en cuando el gobierno intenta actualizar esa promesa. Ahora, 5 meses después de la sangrienta guerra, cuando aún no se encontraron desaparecidos ni los restos de las víctimas, para muchos solo hay un tema relevante: que sus hijos no sean carne de cañón.

Al parecer, la oposición construirá la campaña electoral sobre la base de entregando la soberanía del cuidado de las fronteras a Rusia.

«Si los políticos de Karabaj vuelven al poder, sus hijos seguirán muriendo por el bien de Karabaj»; dicen muchos que renunciaron ya tanto a Artsaj como a la soberanía de Armenia. Jugando con esas emociones de las personas, solo intentan conseguir apatía.

Es posible que nadie quiera enviar voluntariamente a su hijo al ejército, especialmente en un país en guerra. Pero hay una Constitución y establece derechos y deberes; y según ellos, todos los armenios deben servir como soldados en el ejército.

Si llegaran la desmovilización de soldados mediante esas acciones; será por que el goerbierno armenio permita violar la Constitución. Sería como una reorganización deliberada del ejército y del estado en general.

Se puede entender a los padres de militares que tuvieron sentimientos indescriptibles por sus hijos durante la guerra de 44 días. Sin embargo, este no es el problema. El problema son las intenciones del gobierno con respecto al ejército y Artsaj; la responsabilidad de Armenia por la seguridad del país y la de todos en general.

Estos son temas muy importantes en el contexto de las próximas elecciones. Cualquier fuerza política que intente captas votos prometiendo no enviar a sus hijos a Karabaj o Syunik; estará obligada a explicar cómo prevé defender la seguridad de Armenia.

Tanto el Ministro de Defensa como los partidos políticos ya están haciendo terribles declaraciones; dicen que para garantizar la seguridad es necesario aumentar el número de bases militares rusas en Armenia. Y en general, transferir esos temas a Rusia. «¿Quieren que nuestros hijos o los guardias fronterizos rusos vayan a la frontera?«, preguntó indignado un líder partidario. Patético.

Escrito por Naira Hayrumyan

Es una analista política residente en Armenia.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0