in

Azerbaiyán-Turquía-Pakistán: un nuevo eje del mal contra Armenia e India

Yeghia Tashjian describe en este articulo como la unión entre Armenia e India podría contrarrestar el eje islámico Azerbaiyán Turquía Paquistán.
Tashjian es analista e investigador regional. Fundó New Eastern Politics en 2010. Actualmente, es el Oficial Regional de Mujeres en Guerra, un grupo de expertos basado en el género. El siguiente artículo se publicó en inglés en MenaFN

Yeghia Tashjian

Director New Eastern Politics

Las raíces del conflicto en Artsaj

Artsaj históricamente siempre fue parte de Armenia, y cuando la región fue anexionada al dominio persa y árabe, Artsaj (más tarde conocida como Nagorno-Karabaj), estaba gobernada por la nobleza armenia.

Tras el colapso del Imperio Ruso durante la Primera Guerra Mundial, Transcaucasia se convirtió en el escenario de guerras entre varios países por territorios. En 1918, los otomanos liderados por Enver Pasha, formaron el «Ejército del Islam» en el Cáucaso para continuar su genocidio contra los armenios y construir un puente terrestre con otras naciones turcas para crear un imperio pan-turco que se extendía desde Turquía hasta el centro. Asia y más allá.

La geografía de Armenia, ubicada en el centro del pueblo turco, siempre ha sido un obstáculo para el sueño expansionista de Turquía de unificar las naciones turcas. En 1921, cuando los bolcheviques consolidaron su poder en el sur del Cáucaso, Joseph Stalin transfirió formalmente las tierras altas de Artsaj (Nagorno-Karabaj), pobladas por armenios, al Azerbaiyán soviético para tratar de aplacar a Turquía.

Aunque los armenios de Artsaj siguieron deseando la reunificación con Armenia, el conflicto estuvo en gran parte latente durante la era soviética. Durante la disolución de la Unión Soviética, el conflicto se revitalizó. Los armenios de Artsaj declararon su independencia como la República del Karabaj montañoso con la intención de reunificarse con la recién independizada Armenia.

La declaración fue rechazada por el Azerbaiyán recién independizado, lo que dio lugar a la guerra de Nagorno-Karabaj del 20 de febrero de 1988 al 12 de mayo de 1994, que dio lugar a un alto el fuego en mayo de 1994 con la derrota de Azerbaiyán y la independencia de facto de la República de Artsaj. En la actualidad, Artsaj es una democracia semipresidencial y tiene misiones diplomáticas permanentes en Armenia, Australia, Francia, Alemania, Rusia, Estados Unidos y una para los países de Oriente Medio con sede en Beirut.

Los armenios de Artsaj le han demostrado al mundo que la voluntad de libertad y liberación de una nación es costosa pero no imposible. Sin embargo, Azerbaiyán continuó su enemistad y su anuncio racista contra los armenios. Para consolidar su poder y armarse, Bakú había entablado relaciones estratégicas con Turquía y Pakistán.

Una «luna de miel» turco-azerbaiyana-pakistaní

Turquía ha estado ayudando a Pakistán en lo que respecta a Cachemira, e Islamabad le devuelve el favor prometiendo apoyo a Turquía en sus políticas agresivas en el sur del Cáucaso y Asia occidental.

Durante su discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas, el presidente turco, Raceb Tayyib Erdogan, dijo que el «conflicto» de Cachemira debe ser mencionado y es un «tema candente» que amenaza la estabilidad en la región. «Estamos a favor de resolver este problema a través del diálogo dentro del marco de las resoluciones de la ONU y especialmente en línea con las expectativas del pueblo de Cachemira», agregó Erdogan.

En respuesta, TS Tirumurti, el representante permanente de India ante la ONU, le dijo a Turquía que «aprenda a respetar la soberanía de otras naciones» (Hindustan Times 23/9/2020). India condenó esta declaración y dijo que «constituye una grave injerencia en los asuntos internos de la India y es completamente inaceptable. Turquía debe aprender a respetar la soberanía de otras naciones y reflexionar sobre sus políticas más profundamente».

Al llegar a Azerbaiyán, Pakistán fue uno de los primeros estados en reconocer la independencia de Azerbaiyán en 1991 y desde entonces es el único país que no ha establecido relaciones diplomáticas con Armenia. En 2003, se firmó un acuerdo de defensa entre Bakú e Islamabad que permite al personal militar azerbaiyano, en particular unidades de fuerzas especiales, participar en ejercicios militares anuales junto con las fuerzas armadas paquistaníes.

La razón principal que impulsa la cooperación político-militar Pakistán-Azerbaiyán es la enemistad de Bakú con Ereván por la crisis de Artsaj. En lo que respecta a Cachemira, el presidente Ilham Aliyev declaró durante su reunión con el entonces primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, en octubre de 2016; «Azerbaiyán apoya plenamente la solución del problema de Cachemira sobre la base de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de la ONU». (The Diplomat, 13/1/2017). No hay duda de que Pakistán intentará hacer incursiones adicionales en el mercado de defensa de Azerbaiyán, ya que Islamabad está tratando de buscar socios para contrarrestar a India en la ONU.

Mientras tanto, según FreeNews.am, según una conversación telefónica entre dos lugareños en la región fronteriza cerca de Artsaj, se informó que dos azerbaiyanos mencionaron la presencia de paquistaníes en el territorio. En Bakú, los azerbaiyanos izaron las banderas de Pakistán «en agradecimiento por el apoyo de Pakistán a Azerbaiyán en su guerra contra Armenia». Esto no sería sorprendente ya que los «muyahidines» paquistaníes y afganos fueron reclutados en el ejército azerbaiyano durante la guerra de liberación de Artsaj (Nagorno-Karabaj) (1990-1994) librada por los armenios de Artsaj contra Azerbaiyán.

¿Cómo pueden India y Armenia equilibrar el eje Ankara-Bakú-Islamabad?

Tanto Armenia como la India tienen una preocupación mutua por la creciente asociación entre Turquía, Azerbaiyán y Pakistán. Islamabad, respaldado por sus dos socios, intentó consolidar su posición en Kashmar, mientras que Bakú hace lo mismo con Artsaj. Además, las aspiraciones pan-turcas tanto de Ankara como de Bakú deberían preocupar a los hindúes en la India. Ankara emplea un sueño pan-islámico y pan-turco para unificar a todas las naciones turcas y expande su influencia sobre Asia Central, algo que amenaza la seguridad nacional y la integridad territorial de la India.

Simultáneamente, Armenia debería desarrollar una asociación estratégica con India. En varias ocasiones, el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinian, declaró que Armenia defiende plenamente la posición de la India sobre Cachemira (News.am, 27/9/2020). En septiembre de 2019, Pashinyan se reunió en la sesión de la AGNU con su homólogo indio, el primer ministro Narendra Modi, y ambos reafirmaron el fortalecimiento de los lazos económicos y políticos entre los dos países. Para fortalecer los lazos militares, en marzo de 2020, India y Armenia firmaron un acuerdo por valor de $ 40 millones para la venta de cuatro estaciones de radar de localización de armas Swathi (WLR).

Un WLR está diseñado para detectar la trayectoria de un proyectil de artillería. Usando la ruta detectada, uno puede reducir la base de fuego de artillería enemiga y disparar de respuesta directa para destruirla con éxito. (Revisión de Delhidefence, 29/3/2019). Además, el Ayuntamiento de Ereván aprobó en abril una propuesta para instalar una estatua del héroe de la independencia de la India Mahatma Gandhi en la capital armenia (Panorama.am, 28/4/2020).

Cuando estuve en Nueva Delhi, en febrero de 2020, en mi discurso en la conferencia internacional «Derechos humanos: problemas y desafíos nacionales e internacionales», dije que para equilibrar el eje turco-azerbaiyano-pakistaní, Armenia y la India deben mejorar Relaciones estratégicas y de seguridad y coordinar en foros internacionales. Ambos están amenazados por las políticas expansionistas de Turquía y están ansiosos por contenerlo. Existe el temor de que Turquía, con la ayuda de Pakistán, pueda enviar mercenarios sirios a Cachemira y participar en actividades terroristas. Además, dada la asistencia de Pakistán a Bakú, algunos legisladores armenios se están moviendo para condenar la política de Pakistán sobre Cachemira. Este puede ser un momento histórico si el parlamento indio avanza y reconoce el genocidio armenio en el Imperio turco otomano.

Escrito por SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

¿Qué opina?