in

Washington instó a Bakú a poner fin a la represión de opositores

Estados Unidos no hizo ninguna referencia a los insultos racistas de Aliyev.

Washington instó a Bakú a poner fin a la represión de opositores

El Departamento de Estado de los Estados Unidos pidió a Azerbaiyán que se abstenga de la violencia e instó a Bakú a investigar los informes de violencia policial y represión para llevar a los responsables ante la justicia.

No hizo ninguna referencia en su comunicado a los insultos racistas del presidente Aliyev, que catalogaba a los opositores como «peores que los armenios».

Un informe publicado por el Departamento de Estado dice que las autoridades azerbaiyanas están arrestando y reprimiendo a figuras de la oposición y opositores del gobierno, uno de los cuales, según el informe, incluso terminó en un hospital psiquiátrico.

Estados Unidos pidió a las autoridades azerbaiyanas que se abstengan de represalias contra la oposición, la sociedad civil u otros grupos de la sociedad con el pretexto de luchar contra COVID-19.

De esta forma, Estados Unidos reaccionó a los arrestos de figuras de la oposición en Azerbaiyán y no a los comentarios racistas de su presidente, que coincidieron con los enfrentamientos fronterizos armenio-azerbaiyanos.

Los armenios y la quinta columna

Es de recordar que en declaraciones a la nación con motivo del feriado de Novruz en marzo, Aliyev dijo que los enemigos internos de Azerbaiyán lo están minando desde adentro, acusándolos de ser «armenios».

Luego, tras las hostilidades en la frontera armenio-azerbaiyana del 14 al 17 de julio, comenzó una manifestación en Bakú en apoyo del ejército y exigiendo el comienzo de una guerra. Los manifestantes irrumpieron brevemente en el edificio del parlamento y también derribaron dos autos de la policía.

Aliyev consideró esta protesta como un pretexto de la oposición para criticarlo y al día después de la manifestación, atacó al mayor partido opositor, el Frente Popular, diciendo que eran «líderes corruptos, cobardes y desertores sucios» que son «peores que los armenios» y que era una «quinta columna que debe ser eliminada».

Después de eso, las fuerzas de seguridad comenzaron a arrestar a miembros de PFPA. Según diversas fuentes, alrededor de 120 personas fueron detenidas en estos días, incluidos líderes y activistas del partido.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

What do you think?