in

Turquía continua político hostil a las minorías religiosas

El gobierno turco continua creando un ambiente político hostil a las minorías religiosas, denunció la Comisión de Estados Unidos USCIRF

El gobierno de Turquía continua creando un ambiente político hostil a las minorías religiosas, denunció la Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF), informó el Centro de Estocolmo para la Libertad.

Turquía continua político hostil a las minorías religiosas

Según el informe, se realiza poco esfuerzo para abordar cuestiones clave de libertad religiosa y, como resultado, las condiciones de libertad religiosa en Turquía siguieron siendo deficientes en 2021.

En el informe se enumeran cuestiones clave de la libertad religiosa, como la concesión de personalidad jurídica a las comunidades religiosas minoritarias y el permiso para celebrar elecciones de miembros de la junta; el reconocimiento de las casas de culto alevíes; y la reapertura de la Escuela Teológica de Halki, un seminario del Patriarcado Ecuménico de la Iglesia Ortodoxa Oriental. También se mencionaron como cuestiones clave la tolerancia del Gobierno a la incitación al odio y los actos de violencia.

USCIRF es una entidad gubernamental federal independiente y bipartidista establecida por el Congreso de los Estados Unidos para monitorear, analizar e informar sobre las amenazas a la libertad religiosa en el extranjero. USCIRF hace recomendaciones de política exterior al presidente, al secretario de Estado y al Congreso para disuadir la persecución religiosa y promover la libertad de religión y creencias.

Según el informe, la ocupación turca del territorio en el norte de Siria sigue siendo una grave amenaza para las poblaciones vulnerables de minorías religiosas y étnicas de esa zona, incluidos los yazidíes, los cristianos y los kurdos. «Turquía y los TSO [grupos de oposición apoyados por Turquía] siguen atacando y desplazando a las comunidades con grandes poblaciones de minorías religiosas», dijo el informe.

USCIRF también destacó el riesgo de deportación que enfrentan los refugiados uigures en Turquía, a pesar de la renuencia de Ankara a ratificar un tratado de extradición con Beijing, que se firmó en 2017.

«Aún así, los uigures y otros tienen razones para preocuparse, ya que Ankara tiene un historial de deportación de refugiados y solicitantes de asilo a zonas de conflicto o probablemente persecución», dijo el informe. «Turquía ha detenido y enviado refugiados y activistas sirios a Idlib; deportó al menos a cuatro refugiados uigures a China en 2019; devolvió a miles de afganos que huían del conflicto y de la persecución de los talibanes en 2018; y expulsó en secreto a dos solicitantes de asilo a Uzbekistán en 2017, donde se enfrentaron a torturas».

De acuerdo a SoyArmenio, los miembros de las minorías religiosas perseguidas de Irán que buscaron refugio en Turquía siguen recibiendo amenazas del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní (CGRI). El informe menciona a los seguidores del líder espiritual Dr. Mohammad Ali Taheri y al movimiento Erfan-e Halgheh como ejemplos de grupos que reciben mensajes del IRGC amenazando con violencia contra sus familias.

Turquía no intenta mejorar su relación con las minorías

«La policía turca y los servicios de seguridad, sin embargo, expresaron poco interés en investigar estas amenazas o proporcionar protección», dijo el informe.

En su Informe Anual de 2020,USCIRF había recomendado que el Departamento de Estado incluyera a Turquía en su Lista de Vigilancia Especial «por participar o tolerar violaciones graves de la libertad religiosa».

Written by Milkes Malakkian

Ingeniero de profesión y Periodista de formación. Creador del programa radial "Sobre Orígenes y Cunas" desde el 20 de Mayo de 1989.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Clooney rechazó US$35 millones de Turkish Airlines

    El terremoto de Spitak azotó Armenia hace 33 años