in

Tras 10 años de negociaciones en Naciones Unidas, se firmó un histórico tratado sobre protección de los océanos

Después de 10 años de negociaciones, los países llegaron a un acuerdo histórico sobre la protección de los océanos. Según el Tratado de Alta Mar, para 2030, el 30% de los mares serán clasificados como áreas protegidas, cuyo propósito es preservar y restaurar la naturaleza marina.

Tras 10 años de negociaciones en Naciones Unidas, se firmó un histórico tratado sobre protección de los océanos

El acuerdo se alcanzó la noche del sábado en la sede de la ONU en Nueva York, tras 38 horas de negociaciones.

Estas negociaciones se han prolongado durante años debido a desacuerdos sobre la financiación y los derechos de pesca.

El último tratado internacional sobre protección de los océanos se firmó hace 40 años, en 1982, y se denominó Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

Este acuerdo define una zona denominada alta mar, aguas internacionales donde todos los países tienen derecho a pescar, navegar e investigar, pero solo el 1,2% de estas aguas están protegidas.

La vida marina fuera de estas áreas protegidas aún está amenazada por el cambio climático, la sobrepesca y el transporte marítimo.

Tras 10 años de negociaciones en Naciones Unidas, se firmó un histórico tratado sobre protección de los océanos
Después de 10 años de negociaciones, los países llegaron a un acuerdo histórico sobre la protección de los océanos para 2030

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), una evaluación reciente de las especies marinas del mundo mostró que casi el 10% de ellas están en peligro de extinción.

Estas nuevas áreas protegidas creadas por el tratado limitarán la pesca, las rutas de navegación y las actividades de exploración, como la minería en aguas profundas, donde los minerales se extraen a 200 metros o más por debajo del lecho marino.

A las organizaciones ambientales les preocupa que la minería pueda alterar las condiciones de reproducción de los animales y volverse tóxica para la vida marina.

El organismo internacional que supervisa las licencias le dijo a la Fuerza Aérea que, a partir de ahora, «cualquier otra operación en el lecho marino estará sujeta a una estricta regulación y supervisión ambiental para garantizar que se lleve a cabo de manera sostenible y responsable».

Written by Klaus Lange Hazarian

Director de SoyArmenio. Lic. en Comunicador social. Periodista y amante de la buena cocina ( y a veces de los peores libros)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Decomiso de bienes ilegales contra más de 22 exfuncionarios de Armenia

    Bono quiere persuadir a Armenia y Azerbaiyán para que hablen