in

188 muertos por las explosiones cerca de la tumba del general de Soleimani en Irán

El ISIS se atribuyó el atentado.

188 muertos y 141 heridos dejó las explosiones cerca del cementerio de Kerman en Irán dónde está enterrado el general Qasem Soleimani

188 muertos y 141 heridos dejó las explosiones cerca del cementerio de Kerman en Irán, donde una muchedumbre marchaba por el aniversario del asesinato del general Qasem Soleimani de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán.  El ISIS se atribuyó el atentado.

Así lo informó IRNA con referencia a los servicios de emergencia de la república. Cabe señalar que el 4 de enero ha sido declarado día de luto en Irán.

El Primer Ministro de Armenia Nikol Pashinyan expresó sus condolencias a Irán.

«En este difícil momento, en nombre del pueblo de la República de Armenia y en el mío propio, Su Excelencia, permítame enviar palabras de condolencia a todos los familiares de las víctimas y desear una pronta recuperación a todos los heridos», dice el telegrama de condolencia de Pashinyan. .

«Estamos consternados por la noticia de las explosiones que tuvieron lugar en la ciudad de Kerman, Irán, a consecuencia de las cuales murieron más de 100 civiles inocentes. Nuestros pensamientos y oraciones están con las víctimas y sus familiares», informa por su parte el servicio de prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El Departamento de Estado anunció inmediatamente que Estados Unidos no tiene nada que ver con las explosiones en Irán y no ve ninguna razón para decir que Israel esté involucrado en ellas.

«Estamos siguiendo de cerca los mensajes que llegan de Irán, no tenemos ninguna información independiente. Ofrecemos nuestras condolencias a las familias y parientes de las víctimas de estas terribles explosiones», dijo en la conferencia de prensa.

Tampoco tenemos motivos para creer que Israel esté involucrado en todo esto», afirmó el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Matthew Miller.

Las explosiones se produjeron un día después de que el número dos de Hamás, Saleh al-Aruri, un aliado de Irán, muriera en un ataque, del que funcionarios libaneses culparon a Israel, en un suburbio del sur de Beirut que es un bastión del grupo armado Hezbollah, respaldado por Irán.

Las explosiones del miércoles fueron las más mortíferas en Irán desde un ataque incendiario al Cine Rex en 1978 en la ciudad de Abadan, en el suroeste del país, en el que murieron al menos 377 personas.

Irán libra desde hace tiempo una guerra en la sombra de asesinatos y sabotajes con su archienemigo Israel, al mismo tiempo que lucha contra varios yihadistas y otros grupos militantes.

En septiembre, la agencia de noticias Fars informó que un «operativo» clave afiliado al grupo Estado Islámico, encargado de llevar a cabo «operaciones terroristas» en Irán, había sido arrestado en Kerman.

explosiones soleimani
188 muertos y 141 heridos dejó las explosiones cerca del cementerio de Kerman en Irán donde está enterrado el general Qasem Soleimani

En julio, el Ministerio de Inteligencia de Irán dijo que había desmantelado una red «vinculada a la organización de espionaje de Israel» que había estado planeando «operaciones terroristas» en todo Irán, informó IRNA.

Los presuntos complots incluían «planear una explosión en la tumba» de Soleimani, dijo.

Como informara SoyArmenio, Soleimani, a quien Jamenei declaró hace años «mártir viviente», era ampliamente considerado un héroe en Irán por su papel en la derrota del EI tanto en Irak como en Siria.

Considerado durante mucho tiempo como un adversario mortal por Estados Unidos y sus aliados, Soleimani fue uno de los agentes de poder más importantes de la región, estableciendo la agenda política y militar de Irán en Siria, Irak y Yemen.

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El Catolicós no quiso que su mensaje de fin de año se trasmitiera después del presidencial

    El gobierno armenio define los límites de la Ciudad Académica de Ereván