in

Empresas alemanas pondrán fin al comercio con proveedores turcos que violan los derechos humanos

Con la entrada en vigor de una nueva ley en Alemania que responsabiliza a las empresas por las violaciones de los derechos humanos y el medio ambiente en sus cadenas de suministro, las empresas turcas también podrían estar sujetas a la misma legislación y quedar excluidas de hacer negocios con Alemania en caso de violaciones de los derechos humanos en la producción de sus productos de exportación, informó el servicio turco Deutsche Welle (DW)

La ley enumera las reglas y normas que deben cumplir las empresas alemanas y sus proveedores extranjeros en áreas como los derechos humanos y la protección del medio ambiente.

Estos incluyen abstenerse del trabajo infantil, cumplir con las normas de seguridad y salud ocupacional, respetar los derechos sindicales y abstenerse de apoderarse ilegalmente de la propiedad. Los proveedores también deben cumplir con la prohibición de discriminación por origen étnico, género, afiliación política u orientación sexual.

Empresas alemanas pondrán fin al comercio con proveedores turcos que violan los derechos humanos
Empresas turcas podrían quedar excluidas de hacer negocios con Alemania en caso de violaciones de los derechos humanos

En declaraciones a DW Turkish, Samuel Doveri Versterbye, director del grupo de expertos del Consejo Europeo de Vecindad (ENC), dijo que la nueva era que comenzó el 1 de enero en las relaciones económicas germano-turcas será un importante punto de inflexión para la economía turca.

“La ley vincula las relaciones económicas, la inversión y el comercio de las empresas alemanas a las condiciones y criterios de protección de los derechos humanos y el medio ambiente”, dijo Versterbye. También dijo que la ley es una versión simplificada del capítulo 23 de la Política Europea de Vecindad y Negociaciones de Ampliación titulado «Poder judicial y derechos fundamentales» y el capítulo 24 titulado «Justicia, libertad y seguridad».

El comercio bilateral entre Alemania y Turquía asciende a alrededor de 41 000 millones de euros, y hay más de 7 800 empresas alemanas o empresas turcas con capital alemán que operan en Turquía y emplean a cientos de miles de personas.

Sin embargo, si Turquía quiere desarrollar sus relaciones económicas con su socio de comercio exterior más importante o incluso preservar sus relaciones económicas existentes, deberá cumplir con los estándares estipulados para los derechos humanos y la protección del medio ambiente por la ley que entró en vigor el 1 de enero, según DW.

En declaraciones a DW Turkish, el abogado Emre Keki dijo que con esta ley, las empresas alemanas ahora son directamente responsables de las violaciones de los derechos humanos en sus cadenas de suministro y que esto afecta a todas las empresas turcas que hacen negocios con Alemania.

Informalidad generalizada en algunos sectores empresariales, empleo ilegal de refugiados sirios y pago por debajo del salario mínimo, trabajo infantil, deficiencias en el reconocimiento de los derechos sindicales, falta de adopción de medidas adecuadas para la salud y seguridad de los trabajadores, falta de adopción de las medidas necesarias para proteger el medio ambiente y la violencia utilizada por las fuerzas de seguridad contra quienes protestan por tales violaciones son algunos de los problemas laborales más importantes a los que se enfrenta Turquía.

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Tres nuevas playas públicas para abrir en la costa de Sevan

    Armenia modernizará su avión de combate Su-25 y recibirá un nuevo un lote de cazas multipropósito Su-30SM de 4+ generaciones.

    Cooperación entre Armenia e India en los Su-30