in

Caen obuses de artillería del conflicto de Karabaj en Irán

Irán advirtió a Armenia y Azerbaiyán que detuvieran hostilidades cerca de sus fronteras tras caer tres obuses de artillería en su territorio.

Qasem Rezaei, Subcomandante de la Fuerza de Aplicación de la Ley de la República Islámica del Irán (NAJA),

El 28 de septiembre, un subcomandante iraní de las fuerzas del orden advirtió a Armenia y Azerbaiyán que detuvieran las hostilidades cerca de sus fronteras con Irán después de que tres obuses de artillería cayeran en territorio iraní.

Los enfrentamientos en curso entre Azerbaiyán y la República de Artsaj – conformada por el enclave de Nagorno Karabaj que reclama como propio Azerbaiyán – están ocurriendo mucho más cerca de la frontera iraní que el estallido de julio, que fue más arriba en la Línea de Contacto entre los dos países cercanos a Georgia. 

La naturaleza interrelacionada de las áreas fronterizas que se extienden entre Armenia, Azerbaiyán e Irán representa un barril de pólvora potencial. En esta región de Irán, hay una minoría armenio-iraní de 300.000 personas y hay más de 12 millones de azerbaiyanos étnicos. 

En un escenario hipotético, algunos azerbaiyanos étnicos podrían cruzar la frontera para apoyar a sus hermanos étnicos.

Qasem Rezaei, subcomandante de la Fuerza de Aplicación de la Ley de la República Islámica de Irán (NAJA), advirtió a los dos vecinos del norte de Irán que su batalla se estaba extendiendo a los territorios iraníes después de los informes de proyectiles de mortero que aterrizaron en tierra iraní y el descubrimiento de balas de los combates.

“Estamos monitoreando la situación desde que envié una advertencia a los funcionarios fronterizos de ambos lados. Advertimos que no se deben intercambiar proyectiles en nuestro suelo. También hubo un error con tres obuses de mortero cerca de nuestra frontera, del cual advertimos. Espero que las cosas se calmen”, aseguró la Agencia Mehr

Sin embargo, las advertencias pueden estar cayendo en oídos sordos. Nuevos informes sugirieron que tres proyectiles de artillería más habían caído desde entonces en la zona plana de Parsabad entre Irán y Azerbaiyán, que está separada por el río Aras.

Teherán profesa imparcialidad hacia los dos enemigos; pero Bakú exige a Irán que deje de permitir que los suministros rusos a Armenia pasen por su espacio aéreo.

En el último vuelo desde Rostov-on-Don en el sur de Rusia a Ereván, un avión de suministro Antonov An-124 atravesó el espacio aéreo de Kazajstán, Turkmenistán e Irán antes de dirigirse a Armenia el 28 de septiembre. Evitó el espacio aéreo georgiano y azerbaiyano.

Escrito por Milkes Malakkian

Ingeniero de profesión y Periodista de formación. Creador del programa radial "Sobre Orígenes y Cunas" desde el 20 de Mayo de 1989.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

¿Qué opina?