in

Azerbaiyán castiga los llamados a la paz con Armenia y la abstención de declaraciones belicosas

“Los llamados a establecer la paz con Armenia y abstenerse de declaraciones belicosas son castigados en Azerbaiyán”, reclaman defensores de derechos humanos de Bakú, afirmando que tras los enfrentamientos del 13 de septiembre, las autoridades azerbaiyanas iniciaron una nueva ola de persecución contra jóvenes activistas que abogan por la paz. 

Meydan TV, un sitio web de la oposición con sede en Berlín, informó recientemente sobre varios de estos casos registrados en los últimos meses.

“Cuando comenzaron los enfrentamientos [en la frontera con Armenia el 13 de septiembre], escribí en Facebook y Twitter que Ilham Aliyev era el principal culpable. Escribí que Aliyev es culpable no solo de los azerbaiyanos, sino también de los armenios por los enfrentamientos fronterizos”, dijo Ahmed Mamedli, activista de Bakú y fundador del movimiento de oposición “Democracia 1918”, a Meydan TV.

Una semana después de la publicación de esas notas, Mamedli fue llevado a la policía y al día siguiente fue condenado a 30 días de detención administrativa por el Tribunal de Distrito de Sabail. Sin embargo, incluso después de salir de prisión, el joven azerbaiyano no cambió de posición. Según él, Aliyev no quiere la paz. “Los líderes autoritarios siempre necesitan enemigos externos, porque de lo contrario les resulta simplemente imposible enfrentar los problemas internos”, afirma Mamedli.

Otro héroe del reportaje de Meydan TV, Rustam Ismailbeyli, fue convocado a la fiscalía por un motivo que a primera vista parece extraño, por citar en Twitter las palabras del fundador de la Turquía moderna, Kemal Ataturk: «Mientras no se amenace la libertad de las personas, iniciar una guerra es un crimen». 

Azerbaiyán castiga los llamados a la paz con Armenia y la abstención de declaraciones belicosas
Los llamados a establecer la paz con Armenia y abstenerse de declaraciones belicosas son castigados en Azerbaiyán, denuncian en Bakú

«Me llamaron a la oficina del fiscal y me dieron una advertencia oficial por estas palabras de Mustafa Kemal Ataturk citadas en mi cuenta de Twitter», dice el activista de Bakú, y señala que, según los agentes del orden, su publicación era una amenaza para la seguridad nacional de Azerbaiyán.

Según Giyas Ibrahimov, otro activista civil azerbaiyano, ex preso político que fue detenido por criticar las operaciones militares durante la guerra de 44 días, el número de partidarios de la paz en Azerbaiyán ha aumentado, pero no en números absolutos, sino en comparación con la guerra anterior.

«En 2020, un pequeño grupo marginal de personas se opuso a la guerra. En ese momento, muy pocas personas se oponían a las políticas del Estado, además, oponerse a las operaciones militares en tiempos de guerra requería cierta valentía. En 2022, el número de esas personas ha aumentado”, afirma el activista azerbaiyano, señalando, sin embargo, que Ilham Aliyev no quiere que se exprese otra opinión sobre el tema del establecimiento de la paz con Armenia que la del gobierno. “Según los funcionarios, solo el Estado puede decidir cómo será esa paz”, dice la activista.

Según Rustam Ismailbeyli, la aparición de opiniones alternativas sobre las relaciones con Armenia es casi imposible en Azerbaiyán hoy.

“Las autoridades gastan millones en propaganda. Las personas bajo la influencia de esa propaganda consideran traidores a todas aquellas personas que tienen un enfoque alternativo sobre este asunto”, dice Rustam Ismailbeili.

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El jefe del gobierno ruso visitará Bakú para el XI Foro Interregional Azerbaiyán-Rusia

    Armenia recurrió a Rusia para crear el Servicio de Inteligencia Exterior