in

Stepanakert rechazó que Bakú haga controles en el corredor Lachin

Bakú confirma que la semana pasada Azerbaiyán presentó un paquete de recomendaciones a las autoridades de Artsaj como hacer controles en el corredor Lachin, lo que no fueron aceptables para Stepanakert. 

Así lo confirmó Farid Shafiev, que dirige el Centro de Investigación de Relaciones Internacionales establecido en Bakú por decreto del presidente de Azerbaiyán.

Según Shafiev, Bakú exigió que se detenga la explotación de minas en Artsaj y se cree un mecanismo de control para el transporte de carga a través del Corredor Lachin.

«Tenemos pruebas de que se trasladaron minas terrestres a nuestra zona y que la carretera de Lachin se usó con fines inhumanos. En primer lugar, estamos hablando de militares armenios, que a veces viajan vestidos de civil, en automóviles civiles y transportan municiones. Los países occidentales a menudo nos dicen que tenemos obligaciones. Sí tenemos, pero por otro lado, ese camino debe ser usado de acuerdo a su propósito”, dijo.

El hecho de que Bakú tenga objeciones en este asunto  lo confirmó la cancillería rusa la semana pasada, tras una conversación telefónica con su homólogo de Azerbaiyán.

Stepanakert rechazó que Bakú haga controles en el corredor Lachin
Bakú presentó recomendaciones a Artsaj como hacer controles en Lachin que, sin embargo, no fueron aceptables para Stepanakert. 

«Los azerbaiyanos presentaron información de que la parte armenia transportó minas a través del corredor de Lachin. Ahora nuestro ejército está estudiando estos datos”, dijo Lavrov, sin decir una palabra sobre el ecoactivismo, que es el principal argumento para cerrar el camino.

Y mientras Bakú exige un mecanismo de control, Lavrov enfatizó que las fuerzas de paz rusas tienen todas las palancas para controlar el movimiento.

«Propusimos algo muy simple. la misión de mantenimiento de la paz enviada por Rusia, según la declaración tripartita, tiene la autoridad para controlar el movimiento. Y esa misión tiene todas las posibilidades para verificar si hay artículos prohibidos, no humanitarios y civiles en los vehículos”, señaló el canciller ruso.

El experto azerbaiyano señaló que, según su información, las negociaciones no dieron resultados, alegando que esto sucedió debido a la influencia del ministro de Estado, Ruben Vardanyan, sin presentar ningún hecho. Pero el mismo Vardanyan dijo ayer en una entrevista con Hard Talk de la BBC que Stepanakert está listo para las negociaciones.

«Estamos listos para cualquier negociación si la parte azerbaiyana percibe que se trata de una negociación entre las dos partes. Venimos repitiendo desde el primer día de la independencia que entendemos y esperamos vivir lado a lado, pero con territorio separado, estados y leyes separados”, enfatizó el ministro.

«La gente de Artsaj decidió en 1988 que no quería ser parte de Azerbaiyán. Lucharon por su libertad e hicieron todo legalmente. Y ahora le estamos haciendo al mundo una pregunta muy clara: ¿no tenemos derecho a la autodeterminación, especialmente en un país que viola todos los derechos fundamentales de su propio pueblo? ¿Cómo podemos vivir en un país donde la misma familia ha estado gobernando durante 44 años durante los 104 años de existencia de la República de Azerbaiyán?, dijo Ruben Vardanyan.

Afirmó que hay señales claras de Estados Unidos, Francia y Rusia de que creen que el tema de Karabaj tampoco está cerrado.

Bakú dice exactamente lo contrario. Hace una semana, tras la reunión entre Stepanakert y Bakú, la presidencia de Artsaj anunció que las partes no llegaron a un acuerdo. Sin embargo, los funcionarios no hablaron públicamente sobre la agenda y las discusiones de la reunión. 

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Putín cree que la UEE podría ser un poderoso polo de un mundo multipolar

Armenia demanda a Azerbaiyán ante la Corte de La Haya

Armenia y Azerbaiyán intercambiaron acusaciones de discriminación racial ante la Corte Internacional de Justicia