in ,

Para los analistas de Bakú, la guerra acecha en el sur del Cáucaso

El politólogo azerí Farhad Mammadov advirtió a JamNews que hay un gran potencial natural para el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán, pero que no hay que excluir la confrontación con Irán y Turquía.

Las líneas de confrontación

“En 2023, los think tanks comenzaron a especular sobre la posibilidad de una guerra, que incluye un posible enfrentamiento militar entre Azerbaiyán y Armenia. Sin embargo, hay varios lugares en nuestra región donde persiste la posibilidad de un enfrentamiento militar abierto y los riesgos no son menores que los de Azerbaiyán y Armenia. El espectro de la guerra acecha al sur del Cáucaso”, sostiene el politólogo azerí Farhad Mammadov.

Según el analista Mammadov, las líneas de confrontación en el sur del Cáucaso y la probabilidad de guerra se pueden resumir de la siguiente manera:

  • Irán contra Azerbaiyán
  • Irán en conjunto con Armenia vs. Azerbaiyán
  • Rusia contra Georgia
  • Enlace Rusia vs. Azerbaiyán-Georgia
  • Rusia e Irán vs. Azerbaiyán-Georgia- Turquía

Mammadov señala que la incertidumbre en la guerra en Ucrania es una variable importante para el sur del Cáucaso:

“El riesgo de que la agresión de Rusia se extienda al Cáucaso Sur es alto tanto con una victoria completa en Ucrania (URSS2.0), como con una derrota junto a Irán, cerrando las últimas rutas terrestres entre Europa y Asia. También debe entenderse que el debilitamiento y la limitación de los recursos en Rusia estimularán a los poderes regionales en la lucha por el «legado». Me refiero a Irán en la región del Cáucaso Sur”.

La presión occidental

“La presencia de Rusia en el sur del Cáucaso está bajo la presión de otros jugadores, en particular Turquía y el nexo entre EE. UU. y la UE. Al mismo tiempo, los procesos que deberían tener lugar en caso de un acuerdo de paz entre Azerbaiyán y Armenia, como el desbloqueo de las fronteras azerbaiyano-armenia y armenio-turca, los paquetes financieros de la UE y la participación de los Estados Unidos en Armenia, no inspira optimismo en Rusia. Moscú podría aceptar la nueva realidad de un tratado de paz en caso de una victoria en Ucrania, pero ahora esto no le interesa a Rusia”, dice Mammadov.

«Después de mí, el diluvio»

Mammadov cree que si Bakú y Ereván “todavía acuerdan un tratado de paz en las condiciones actuales, entonces Rusia aplicará el principio ‘apres moi, le diluge’”.

“Moscú le dará a Irán el visto bueno para la activación militar. ¿Estará Irán listo para embarcarse en una aventura militar?. En resumen, me gustaría señalar que el aliado de Azerbaiyán, Turquía, el socio estratégico Pakistán (el único país musulmán con armas nucleares) y Arabia Saudita no se limitarán a declaraciones de preocupación. ¡Y todos estos países son vecinos de Irán!”.

Para los analistas de Bakú, la guerra acecha en el sur del Cáucaso
El politólogo azerí Farhad Mammadov advirtió que hay potencial para el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán, sin excluir uno contra Irán

Según Mammadov, el regreso de Netanyahu también ha “revivido” a Irán:

“Las contradicciones internas en Irán son actualmente la condición más importante para futuras escaladas. Y no se trata de las protestas en sí, sino de las contradicciones entre las élites en cuanto a la reacción a estas protestas. El destino de la “policía antivicio” en Irán es un indicador de estas contradicciones. Podemos señalar condicionalmente que hay dos grupos: radicales representados por jefes de la Guardia Revolucionaria iraní con poca educación pero muy influyentes; y políticos, diplomáticos y representantes de grupos regionales que estén a favor de al menos algunos pasos de las autoridades para suavizar el régimen. Los regímenes totalitarios no pueden apostar por reformas sistémicas, especialmente en la esfera ideológica. La ‘perestroika’ en la ideología siempre conduce a la destrucción del sistema”.

El espectro de la guerra acecha al sur del Cáucaso

“Así, en el Cáucaso Sur, además del potencial natural existente para el conflicto, se suma el potencial para la guerra que emana de la situación de la guerra en Ucrania, la limitación de los recursos de Rusia y la reacción de Irán a estos procesos. Todo esto ocurre en medio de la incertidumbre del panorama electoral en Turquía. Sin duda, los líderes de Rusia e Irán son fríos con Erdogan, pero las relaciones ya se han desarrollado. Estas relaciones pueden describirse como «imprevisibilidad predecible» o «asociación competitiva». Un reemplazo de Erdogan creará desafíos para Rusia e Irán, cuya respuesta implica el uso de la fuerza militar y en muy poco tiempo.

El único paso preventivo de Azerbaiyán en la situación actual es la activación de coaliciones situacionales, el fortalecimiento de las fuerzas armadas y la adquisición de armas que provoquen el máximo daño al enemigo. El precio de la agresión debe aumentarse tanto como sea posible”, resumió Mammadov.

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El Secretario General de la ONU reitera su llamado a un movimiento libre y seguro a lo largo del Corredor Lachin

    800.000 cabezas de ganado tendrán código QR en Armenia

    200.000 cabezas contadas en Armenia bajo el programa de numeración de ganado