in ,

CSI instó a Estados Unidos a pedir cuentas a Bakú por el genocidio en Karabaj

Christian Solidarity International (CSI) instó a Estados Unidos a pedir cuentas a los perpetradores de la limpieza étnica en Nagorno Karabaj.

Christian Solidarity International (CSI) insta a Estados Unidos a poner sus palabras en acción y pedir cuentas a los perpetradores de la genocidio armenio en Nagorno Karabaj.

En una  carta  al presidente Joe Biden fechada el 13 de noviembre, el presidente de CSI International, Dr. John Eibner, dice que es hora de que Estados Unidos defienda al pueblo cristiano de Armenia, que está existencialmente amenazado por los agresivos regímenes autoritarios de Azerbaiyán y Turquía.

Haciendo referencia al discurso del presidente Biden en la Oficina Oval del 20 de octubre en el que prometió apoyo a los pueblos en peligro de Israel, Ucrania y Taiwán, Eibner recuerda al presidente que el pueblo armenio, y específicamente los 120.000 cristianos armenios de Nagorno Karabaj, todavía están esperando una “acción estadounidense constructiva para detener un proceso de genocidio en curso” contra ellos.

En septiembre pasado, Azerbaiyán, con el apoyo abierto de Turquía, finalmente logró su objetivo de limpiar étnica y religiosamente la región del Cáucaso de Nagorno Karabaj de su población cristiana armenia tras un bloqueo de nueve meses. “Con ello, Azerbaiyán y Turquía alcanzaron otro hito en el proceso histórico del genocidio armenio”, escribe Eibner.

El presidente internacional del CSI recuerda que, hablando en nombre de la administración sólo cinco días antes del ataque militar de Azerbaiyán, el subsecretario de Estado interino Yuri Kim informó al Comité de Relaciones Exteriores del Senado: “Estados Unidos no tolerará ninguna acción o esfuerzo, ya sea a corto plazo o a largo plazo: realizar una limpieza étnica o cometer otras atrocidades contra la población armenia de Nagorno-Karabaj”.

Sin embargo, esto es exactamente lo que ocurrió, afirma Eibner. “Su administración no actuó en defensa de los derechos humanos fundamentales del pueblo de Nagorno Karabaj. En cambio, los sacrificó como prescindibles sin valor en el contexto de la lucha de poder geopolítico de Estados Unidos por el dominio en el Cáucaso Sur”.

En su testimonio ante el Congreso, Kim identificó las potencias cuya influencia la administración Biden se dedica a combatir: Rusia, China e Irán. Pero no mencionó a Azerbaiyán y Turquía, la constelación política, militar y económica neo-otomana detrás de la limpieza étnica y religiosa en Nagorno Karabaj.

Al no haber encontrado ningún desafío por parte de EE.UU., Azerbaiyán y Turquía ahora puso sus ojos en la República de Armenia, cuyo pueblo está cada vez más preocupado por su propio futuro, afirma Eibner.

“Hace falta una reorientación de la política estadounidense para combatir la influencia maligna de Azerbaiyán y Turquía. Pero aún no es demasiado tarde”, escribe e insta a Estados Unidos a actuar.

La acción requerida incluye presionar para que se adopte una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que exija el establecimiento de un entorno seguro en el que los refugiados y las personas desplazadas puedan regresar a Nagorno Karabaj en condiciones de seguridad, la presencia civil internacional pueda operar, se pueda establecer una administración de transición y se pueda recibir ayuda humanitaria.

csi genocidio karabaj
Christian Solidarity International (CSI) instó a Estados Unidos a pedir cuentas a los perpetradores de la limpieza étnica en Nagorno Karabaj.

Estados Unidos debe imponer simultáneamente sanciones severas contra los arquitectos y otros facilitadores de la limpieza étnica y religiosa de Azerbaiyán en Nagorno Karabaj; pedir la suspensión de la membresía de Azerbaiyán en el “Programa de Asociación para la Paz” de la OTAN; y detener toda la ayuda militar estadounidense a Azerbaiyán.

Estados Unidos tiene la capacidad de impedir nuevos genocidios en la región, concluye Eibner. “Lo único que se necesita es voluntad de su parte para liderar. El poder y el prestigio de Estados Unidos como defensor de un orden mundial basado en reglas, anclado en la Carta de las Naciones Unidas y los instrumentos internacionales de derechos humanos, se verán realzados con tal demostración de liderazgo”.

Como informara SoyArmenio, Christian Solidarity International es un grupo internacional de derechos humanos que hace campaña por la libertad religiosa y la dignidad humana.

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Armenia evadió la OTSC: Pashinyan informó a Lukashenko que no irá a Minsk

    La UE atrajo a Armenia con la liberalización de visados