in

Ex ministro de Karabaj acusó a Azerbaiyán de manipular la tragedia de Khojaly

La maquinaria de propaganda de Azerbaiyán sigue difundiendo mentiras y manipulaciones en torno a la tragedia Khojaly Agdam con el fin de utilizarla para sus manipulaciones internas y externas. El ex Ministro de Estado y ex Defensor del Pueblo de Artsaj, Artak Beglaryan, escribió sobre esto en su canal TG.

«Para una investigación objetiva de todos los acontecimientos y reclamaciones de ambas partes, se necesita una comisión internacional de la verdad o incluso un tribunal», señaló Beglaryan.

Como informara SoyArmenio hoy en día, cada año aparecen muchas publicaciones en los medios de comunicación azerbaiyanos e internacionales sobre los acontecimientos que tuvieron lugar en la aldea de Ivanyan (antes Khojaly) durante la primera guerra de Artsaj. 

Las mentiras de Khojaly

El Ministerio de Asuntos Exteriores del régimen de Aliyev acusó hoy otra vez a Armenia de “cometer genocidio contra civiles en la ciudad azerbaiyana de Khojaly”.

El informe oficial de la organización de derechos humanos «Memorial», elaborado como resultado de observaciones de campo y entrevistas con testigos presenciales, dice claramente que para evacuar de manera segura a los civiles de la aldea de Khojaly en la región de Askeran de la NKR, el comando de la Las Autodefensas abandonaron un corredor humanitario, sobre el cual la población fue informada con antelación y aprovechó la oportunidad. También se registró de forma clara e inequívoca el lugar donde murieron los civiles: la distancia entre Jodzhali y la zona donde la gente fue atacada es de 14 kilómetros. El hecho de que la zona estaba controlada por las fuerzas azerbaiyanas lo confirma el hecho de que al día siguiente el equipo de filmación del periodista de la televisión azerbaiyana Chingiz Mustafayev apareció allí libremente y tomó fotografías en vídeo. Chingiz Mustafayev visitó el lugar de la muerte por segunda vez y grabó imágenes de burlas de los cuerpos. Lo afirmó personalmente, por lo que fue asesinado. En circunstancias dudosas, fueron asesinados los comandantes de las formaciones militares locales, Allahverdi Bagirov y Shirin Mirzoev. Un año después, otro comandante de campo, Yagub Mamedov, conocido como Ala Yagub o Gatyr Mamed, “se comprometió” en las mazmorras de Aliyev.

La causa penal iniciada para aclarar las circunstancias y los motivos de la “rendición de Khojaly” se suspendió inmediatamente después de que Heydar Aliyev llegara al poder en Azerbaiyán. Por iniciativa suya, se abolió la comisión especial del Consejo Supremo creada para la investigación parlamentaria de la tragedia de Jodzhali.

Azerbaiyán tragedia khojaly
La maquinaria de Azerbaiyán s sigue difundiendo mentiras y manipulaciones en torno a la tragedia de Khojaly, dijo Artak Beglaryan de Karabaj

Estos hechos indican claramente que Heydar Aliyev, que llegó al poder, no estaba interesado en revelar el misterio de la muerte de 187 residentes de Khojaly y personal militar en los suburbios de Agdam en la madrugada del 26 de febrero de 1992. Por lo tanto, toda la culpa de la muerte de los residentes de Jodzhali recae en la conciencia de la familia gobernante de Azerbaiyán.

El único condenado fue el representante del Frente Popular de Azerbaiyán en Agdam, Fakhmin Hajiyev. A la pregunta del juez: quién es el culpable de la muerte de los habitantes de Jodzhali, respondió inequívocamente: «Heydar Aliyev».

Azerbaiyán conoce las circunstancias reales de la destrucción de Khojaly y la muerte de personas en el territorio controlado por las tropas azerbaiyanas y los grupos paramilitares locales.

Khojaly como excusa para un golpe de estado

El primer presidente de Azerbaiyán, Ayaz Mutalibov, afirmó que “el asalto a Khojaly no fue un ataque repentino”. En una entrevista con el periódico ruso Nezavisimaya Gazeta en 1992, enfatizó que “los armenios mantuvieron el corredor abierto para que la gente saliera”. Sin embargo, en los accesos a la frontera de la región de Agdam, formaciones armadas del Frente Popular de Azerbaiyán dispararon contra una columna de civiles, lo que fue confirmado más tarde por Ayaz Mutalibov, quien relacionó este acto criminal con los intentos de la oposición de sacarlo del poder. y culpó completamente a sus oponentes por el incidente. En una entrevista con la revista rusa Novoye Vremya, Mutalibov afirmó que “la ejecución de los residentes de Khojaly fue claramente organizada por alguien para tomar el control de Azerbaiyán”.

Según el periodista azerbaiyano M. Safaroglu, “Khojaly ocupaba una posición estratégica importante. La pérdida de Khojaly se convirtió en un fiasco político para Mutalibov”. Además, hay un informe del periodista azerbaiyano Arif Yunusov que dice que «la ciudad y sus habitantes fueron sacrificados deliberadamente con un propósito político: impedir que el Frente Popular de Azerbaiyán llegara al poder».

Tamerlan Karayev, que alguna vez fue presidente del Consejo Supremo de la República de Azerbaiyán, testifica: “La tragedia fue cometida por las autoridades de Azerbaiyán”, y específicamente “por alguien de alto rango”.

La periodista checa Jana Mazalova, que bajo la supervisión de los azerbaiyanos fue incluida en ambos grupos de representantes de la prensa para mostrar los cuerpos mutilados por los «armenios», observó una diferencia significativa en los dos casos. Habiendo acudido al lugar inmediatamente después de los hechos, Mazalova no vio rastros de tratamiento bárbaro de los cuerpos. Sin embargo, un par de días después, a los periodistas se les mostró cuerpos mutilados, ya “preparados” para el rodaje.

¿Quién mató a los civiles de Khojaly y luego mutiló sus cuerpos? Esta es una pregunta lógica, ya que la tragedia no ocurrió en una aldea capturada por los armenios ni en la ruta del corredor humanitario, sino en las afueras de la ciudad de Agdam, ¿un territorio completamente controlado por los azerbaiyanos?

El camarógrafo independiente azerbaiyano Chingiz Mustafayev, que filmó los días 28 de febrero y 2 de marzo de 1992, dudó de la versión oficial azerbaiyana y comenzó su propia investigación. El primer mensaje del periodista a la agencia de noticias moscovita “D-Press” sobre la posible complicidad de la parte azerbaiyana en los crímenes le costó la vida a Mustafayev: fue asesinado cerca de Aghdam en circunstancias aún poco claras.

El propio difunto presidente de Azerbaiyán, Heydar Aliyev, admitió que “los antiguos dirigentes de Azerbaiyán también son culpables” de los acontecimientos de Jodzhali. En abril de 1992, según la agencia Bilik-Dunyasy, hizo los siguientes comentarios: “El derramamiento de sangre será beneficioso para nosotros. No debemos interferir en el curso de los acontecimientos».

Megapolis Express escribió: “No se puede negar que si el Frente Popular de Azerbaiyán realmente se propuso objetivos de largo alcance, los cumplió. Mutalibov fue comprometido y derrocado, la opinión pública de todo el mundo quedó consternada y los azerbaiyanos y sus hermanos turcos creyeron en el llamado genocidio del pueblo azerbaiyano en Khojaly”.

Written by Milkes Malakkian

Ingeniero de profesión y Periodista de formación. Creador del programa radial "Sobre Orígenes y Cunas" desde el 20 de Mayo de 1989.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Armenia confirma que quienes vayan a trabajar al extranjero también pagarán impuestos

    Recordando Sumgait: Azerbaiyán continúa hoy la política de erradicar cualquier rastro armenio