in ,

29 aniversario de la masacre de Maragha

El 10 de abril de 1992 Azerbaiyán llevó a cabo el genocidio de la población armenia de la aldea de Maragha de la República de Artsaj.

Hace 29 años, el 10 de abril de 1992, las fuerzas armadas de Azerbaiyán llevaron a cabo el genocidio de la población armenia de la aldea de Maragha de la República de Artsaj.

Las tropas azerbaiyanas, que invadieron Maragha, mataron y torturaron brutalmente a la población civil local, incluidas mujeres, niños y ancianos. Los militares azerbaiyanos decapitaron a 45 personas, quemaron algunas de ellas y más de 100 mujeres y niños se tomron como prisioneros.

«Los crímenes de lesa humanidad no tienen prescripción. Los criminales deben ser juzgados y castigados», aseguró el Ministerio de Relaciones Exteriores de Artsaj en un comunicado citado por SoyArmenio,

«Los perpetradores recibieron altos premios estatales. Su comandante recibió el título de Héroe Nacional de Azerbaiyán, lo que demuestra que la política genocida anti-armenia en Azerbaiyán se alienta al más alto nivel estatal«, dijo el comunicado.

El Ministerio de Relaciones Exteriores enfatiza que los eventos en Maragha se convirtieron en «una continuación lógica de la persecución regular y sistemática de los armenios por parte de Azerbaiyán y las acciones genocidas».

La masacre de Maragha

La política de las autoridades de Azerbaiyán hacia los armenios en los años soviéticos estuvo siempre acompañada por violencia racial y persecución; en concordancia con el genocidio contra los armenios que sus hermanos de sangre y religión habían llevado el Turquía en 1915.

Después de soportar las masacres raciales de Sumgait, Bakú, Kirovabad y otros asentamientos armenios; los turcos azerbaiyanos se distinguieron en 1988 al masacrar la aldea armenia de Maragha por el nivel de atrocidades medievales y otras manifestaciones inhumanas.

Al tratar de decapitar al movimiento independentistas de los armenios en Karabaj e intimidar a las personas; obligándolas a que abandonen permanentemente sus hogares de origen; Bakú desarrolló constantemente planes genocidas y los instrumentó con el permiso de Moscú soviético.

Después de un largo bombardeo de artillería, las unidades armadas de Azerbaiyán invadieron la aldea de Maragha, donde quedaban 118 personas, en su mayoría ancianos, discapacitados, mujeres y niños.

Al grito de «muerte a los armenios» las tropas azerbaiyanas aplicaron muerte y torturas a los sobrevivientes.

Resultado de este crimen de guerra sin precedente cometido por las fuerzas armadas de Azerbaiyán, murieron más de 50 personas; donde muchos se tomaron como prisioneros.

El asentamiento de Maragha se liberó por las fuerzas armadas de Artsaj, pero dos semanas más tarde fue recapturado,

«Asesinaron a todos los que no abandonaron el pueblo; algunos brutalmente desmembrados con un hacha o aserrados, y luego quemados en el fuego», recuerda Valia Khachikyan, a 29 años de la pesadilla.

Sin ocultar sus duras experiencias e impresiones del infierno, la representante de la Cámara de los Lore, la Baronesa Caroline Cox, publica en relación con los eventos en Maragha: «No son de la raza humana. Una de las escenas más brutales e impactantes de la masacre de Maragha fueron los cuerpos decapitados de personas. Yo vi como los azerbaiyanos desmembraban con sus hachas a armenios; vi como quemaban luego sus cadáveres. De hecho, vi ser quemadas vivas a algunas personas».

Escrito por SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0