in

Turquía busca beneficiarse de la reconstrucción de posguerra en Ucrania: Por Nikola Mikovic

Turquía continuará apoyando a Ucrania mientras mantiene buenas relaciones con Rusia en un intento de aprovechar las actividades de reconstrucción de la posguerra en Ucrania, escribió Nikola Mikovic el miércoles en un artículo de opinión publicado por Asia Times.

Mientras la guerra en Ucrania continúa, algunos ya están anticipando lo que sucederá cuando las armas se callen y comiencen los trabajos de construcción. 

En julio, el primer ministro de Ucrania estimó que la reconstrucción de las ciudades, los pueblos y la infraestructura devastados del país  costaría US$750.000 millones

En medio de la destrucción llega la oportunidad para otros, y Turquía es la favorita para convertirse en uno de los grandes ganadores financieros del conflicto, especialmente si logra mantener buenos lazos tanto con Moscú como con Kiev.

Desde que Rusia lanzó su llamada operación militar especial en Ucrania, Turquía intentó presentarse como mediadora en el conflicto. 

Como resultado de las  conversaciones negociadas  por Turquía en Estambul en marzo, Rusia retiró sus tropas de los alrededores de Kiev y las regiones nororientales de Chernihiv y Sumy. En julio en Estambul, los representantes de Rusia, Ucrania y Turquía firmaron un  acuerdo de cereales  que permitió a Ucrania estabilizar su presupuesto mediante la exportación de millones de toneladas de cereales a través del Mar Negro. 

El acuerdo también tuvo un impacto positivo en la economía turca, dado que ahora Ankara puede comprar cereales de Ucrania y Rusia a precios más bajos .

Turquía ahora tiene como objetivo mejorar sus posiciones en la región del Mar Negro. Según un  memorando de entendimiento  firmado por el ministro de Comercio de Turquía, Mehmet Mus, y el ministro de Infraestructura de Ucrania, Oleksandr Kubrakov, en Lviv el 18 de agosto, Turquía desempeñará un papel importante en la reconstrucción del país.

Se espera que empresas turcas reconstruyan  el puente en el pueblo de Romanivka que conecta Bucha e Irpin con Kiev.

Tal acción podría enviar un mensaje poderoso y simbólico: si la reconstrucción se lleva a cabo antes de que termine oficialmente la guerra, o al menos antes de que Moscú y Kiev firmen un acuerdo de alto el fuego, sería una señal clara de que Rusia renuncia a sus planes de apoderarse de la capital ucraniana.

Además, si la empresa turca Baykar realmente está construyendo una fábrica de drones en Ucrania, como  sugiere el embajador de Ucrania en Turquía, Vasyl Bodnar , es otro indicio de que Ankara sabe algo que el resto del mundo no sabe. 

Es improbable que Turquía iniciara un proyecto tan costoso si no hubiera recibido garantías de Moscú de que la planta no sería un objetivo para el ejército ruso.

Ankara es muy consciente de que su cooperación militar con Ucrania no afectará las relaciones con el Kremlin. El mismo hecho de que Rusia no haya intentado evitar que Turquía venda drones Bayraktar a Ucrania ilustra perfectamente que Ankara tiene una fuerte influencia sobre Moscú.

Aislada de Occidente, Rusia está utilizando Turquía como centro de tránsito y está aumentando activamente su  cooperación económica  con Ankara. En las circunstancias geopolíticas actuales, el Kremlin tendrá que hacer la vista gorda ante casi todas las acciones turcas en Ucrania.

No es ningún secreto que Turquía ve a Crimea, una región bajo control ruso, aunque internacionalmente todavía reconocida como parte de Ucrania, como su propia zona de influencia.

Históricamente, la península en disputa pasó más tiempo como protectorado del Imperio Otomano que como parte del Imperio Ruso o la Unión Soviética. Por lo tanto, no sorprende que Ankara pretenda posicionarse como patrocinador de los tártaros de Crimea, el grupo étnico indígena de la península.

Las autoridades turcas comenzaron recientemente a  emitir  permisos de residencia a largo plazo a los tártaros de Crimea, que son musulmanes de habla túrquica.

De acuerdo con las leyes turcas, solo los extranjeros que vivieron en el país de manera continua durante ocho años pueden obtener un permiso de residencia a largo plazo. Sin embargo, los turcos mesjetianos, los uigures, los turcos étnicos de Bulgaria y Grecia y ahora los tártaros de Crimea están exentos de esto. 

Es probable que Ankara tenga como objetivo integrar a los tártaros de Crimea en la sociedad turca, pero al mismo tiempo, Turquía busca aumentar su influencia entre los tártaros de Crimea que aún viven en Crimea.

Sin embargo, algunos analistas políticos tártaros  de Crimea sostienen  que, en este momento, la presencia turca en Crimea es mínima. Antes de la  anexión rusa de la península  en 2014, la influencia turca en la región era visible en varias áreas, desde los negocios hasta la religión. Pero desde que se apoderó del territorio, Rusia no parece haber permitido que sus socios turcos echen raíces en Crimea. 

Turquía busca beneficiarse de la reconstrucción de posguerra en Ucrania: Por Nikola Mikovic
Turquía continuará apoyando a Ucrania para aprovechar las actividades de reconstrucción de la posguerra en Ucrania, escribió Nikola Mikovic

Aunque la restauración de la soberanía de Ucrania sobre Crimea parece estar muy lejos, el hecho de que Kiev haya comenzado a atacar activamente  las posiciones  rusas en la región sugiere que, tarde o temprano, los pueblos y ciudades de Crimea podrían sufrir graves daños. 

Después de la guerra, si Ucrania logra recuperar Crimea, el territorio, al igual que muchas otras regiones ucranianas, necesitará una gran reconstrucción. Con sus vínculos históricos allí, Turquía estaría muy interesada en desempeñar un papel crucial en la reconstrucción de la península.

Mientras tanto, Ankara buscará mantener buenos lazos tanto con Moscú como con Kiev y aumentar su papel como mediador. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan,  espera  reactivar las negociaciones entre Rusia y Ucrania sobre la base de los parámetros que se formaron en Estambul en marzo.

Sin embargo, Kiev no está dispuesta a negociar hasta que las tropas rusas se retiren de todos los territorios ucranianos, incluida Crimea.

Solo después de que Rusia sea derrotada en Ucrania o expulsada de la mayor parte del territorio que se apoderó, Erdogan podrá tomar completamente el premio como el verdadero ganador de la guerra de Ucrania. 

Con pocas señales de tal resultado en esta etapa, Turquía continuará con lo que ha estado haciendo: apoyar a Ucrania mientras mantiene relaciones relativamente buenas con Rusia. De esta manera, cuando sea el momento adecuado, las empresas turcas estarán a la vanguardia cuando se trate de reconstruir lo que Rusia destruyó.

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Nuevo incidente en el Mediterráneo agrava aún más las relaciones entre Turquía y Grecia

    ONU destinó US$40 millones para refugiados de la guerra de Karabaj en Armenia