in ,

Un residente armenio de Goris protagonizó un nuevo caso de rapto de la novia

Un residente armenio de Goris y sus amigos protagonizaron un nuevo caso de rapto de la novia para casarse con ella en contra de su voluntad, informa el servicio de prensa de la policía armenia.

Según el departamento, el 12 de noviembre a las 19:00 horas en la carretera Ereván-Meghri, la policía se acercó a un automóvil Suzuki estacionado en el cruce de Zedea. 

En el coche iba una pasajera de 24 años que denunció su secuestro. Dijo que un residente de Goris de 33 años y sus dos amigos la secuestraron, la metieron en un coche y se la llevaron de Goris. 

Como informara SoyArmenio, la joven dijo que el secuestrador quería casarse con ella. Tres hombres fueron detenidos y llevados al departamento de policía de Yeghegnadzor y luego trasladados al departamento de investigación. 

goris rapto novia
Un residente armenio de Goris y sus amigos protagonizaron un nuevo caso de rapto de la novia para casarse con ella en contra de su voluntad

El Rapto de la Novia en Armenia: Una Tradición Controversial

En el pasado, los armenios practicaban la forma tradicional de contraer matrimonio, donde la negociación y el pago de un rescate por parte del novio, llamado «harsi gin» o «glkhagin» («precio de la novia» o «precio de la cabeza»), eran comunes. Otra modalidad menos extendida era el secuestro o rapto, conocido como «akhchik pakhtsnel» («secuestrar a la niña»), a veces con el consentimiento de la joven pero en contra de la voluntad de sus padres.

Hoy en día, el rapto de la novia es una práctica poco frecuente en Armenia y en el Cáucaso en general, aunque no siempre implica secuestros reales. A menudo, las parejas recurren a fugas para forzar la aprobación de padres que se oponen al matrimonio. Este acto audaz es visto por algunos como un «robo» romántico.

A pesar de los esfuerzos del Estado por erradicar esta práctica, las cifras son sorprendentes. Un buen porcentaje de mujeres encuestadas en una investigación revelaron haber sido secuestradas en algún momento de sus vidas. Aunque algunas regresaron a casa, la mayoría terminó casándose con sus secuestradores, ilustrando el peso de la presión social y la estigmatización comunitaria.

Aunque estas uniones rara vez involucran violación, la noche que la novia pasa con el secuestrador a menudo se percibe como si hubiera habido relaciones sexuales. Los padres, preferiendo el matrimonio a la vergüenza pública, a veces instan a la víctima a reconciliarse con su secuestrador.

Aunque desde el Estado se buscan medidas para detener esta práctica, hay adultos que hablan del rapto y la fuga con nostalgia, rememorando estos actos en términos románticos. Incluso la literatura y el cine, como la comedia soviética «La prisionera del Cáucaso,» contribuyeron a perpetuar esta añoranza.

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    La UE advirtió a Bakú sobre las consecuencias de invadir la integridad territorial de Armenia

    Armenia evadió la OTSC: Pashinyan informó a Lukashenko que no irá a Minsk