in ,

Los refugiados de Karabaj no quieren la ciudadanía armenia sino regresar a Artsaj sin Azerbaiyán

Cientos de refugiados de Karabaj demandan regresar a Artsaj, pero como una autonomía y fuera de la jurisdicción de Azerbaiyán. FOTO: Photolur

Cientos de refugiados de Karabaj se manifestaron el miércoles en Ereván para exigir que el gobierno de Armenia les pague sus alquileres y no insista en ayudarlos a construir residencias permanentes o aceptar la ciudadanía armenia, ya que demandan que el gobierno busque garantías de seguridad internacionales para que puedan regresar a la región, pero como una autonomía y fuera de la jurisdicción de Azerbaiyán.

La manifestación fue organizada por organizaciones cívicas de Karabaj y figuras públicas que enfatizaron su carácter no partidista. Su declaración conjunta leída por uno de los oradores destacó las necesidades de vivienda de los refugiados y criticó un plan gubernamental para ayudarlos a obtener hogares permanentes en Armenia.

Según el plan tentativo esbozado por el viceprimer ministro Tigran Khachatrian el mes pasado, el gobierno financiará la compra o construcción por parte de refugiados de nuevas viviendas en zonas mayoritariamente rurales. La financiación se fijará en US$7.400 por persona. Sería una subvención para los niños y pensionistas de Karabaj y un préstamo para los demás refugiados.

refugiados karabaj regresar artsaj
Cientos de refugiados de Karabaj demandan regresar a Artsaj, pero como una autonomía y fuera de la jurisdicción de Azerbaiyán. FOTO: Photolur

Desde el 1 de marzo, el gobierno armenio cortó el programa de apoyo financiero a los inmigrantes de Nagorno-Karabaj, dejando los pagos mensuales de alquiler y gastos de servicios públicos sólo a los menores. Organizaciones comunitarias y refugiados de Nagorno-Karabaj han pedido a las autoridades armenias que mantengan programas de asistencia para los desplazados internos, advirtiendo que los cambios obligarán a muchos a abandonar el país.

Las principales facciones políticas de Karabaj se apresuraron a rechazar el plan. Dijeron que con el dinero prometido por el gobierno los armenios desplazados de Karabaj sólo podían comprar casas en pequeñas ciudades y pueblos remotos.

La declaración adoptada durante la manifestación decía también que el gobierno armenio les aumente el dinero para pagar alquileres sin reembolso. 

Desde noviembre, los refugiados que no son propietarios de una casa ni viven en un refugio del gobierno han recibido US$125 al mes para pagar el alquiler y las facturas de servicios públicos. El programa de ayuda expira a finales de este mes.

Los organizadores de la manifestación instaron además a Ereván a esforzarse por lograr “mecanismos de protección internacional” para una repatriación colectiva de los armenios de Karabaj.

«Cualquier gobierno azerbaiyano debe ser descartado porque sería un gobierno genocida», dijo uno de ellos, el ex primer ministro de Karabaj, Artak Beglaryan.

Según Beglaryan, los armenios de Karabaj “necesitan vivir con el objetivo de regresar a Artsaj” y restaurar el derecho a la autodeterminación. Señaló que el regreso de los armenios a la región es imposible mientras esté bajo la jurisdicción de Azerbaiyán. «Nuestro objetivo es un Artsaj autodeterminado, pero para lograrlo necesitamos el apoyo de la diáspora y de Armenia», dijo el analista.

El jefe de la organización pública “En nombre de Hadrut”, Levon Hayriyan, 10.000 habitantes de Karabaj ya han abandonado Armenia de forma irrevocable y el resto los seguirá si las autoridades no implementan programas sociales eficaces.

Propuso organizar una conferencia internacional de donantes para resolver los problemas socioeconómicos de los armenios de Karabaj. Al mismo tiempo, el activista enfatizó que “el pueblo de Artsaj debe permanecer en Armenia y sobrevivir hasta que se creen garantías internacionales adecuadas para regresar a Artsaj”.

El gobierno azerbaiyano dice que los armenios de Karabaj son libres de regresar a sus hogares si aceptan vivir bajo el dominio azerbaiyano. Los líderes y residentes comunes de Karabaj rechazaron esta opción incluso antes de la ofensiva azerbaiyana de septiembre pasado que los obligó a huir a Armenia.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso dijo en febrero que Moscú y Bakú están “discutiendo las perspectivas de regreso de la población armenia a Karabaj”. Stepanyan desestimó la declaración en ese momento, diciendo que sólo “garantías internacionales” podrían convencer a los armenios de Karabaj de regresar a casa.

El gobierno de Armenia no parece estar buscando tales garantías. El Primer Ministro Nikol Pashinyan ha indicado repetidamente que la cuestión de Karabaj está cerrada para su administración.

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    La UE redujo significativamente su apetito por el petróleo de Azerbaiyán

    En 2023 Armenia recibió US$5.700 millones por remesas y 70% eran de Rusia