in ,

Qué y porqué pasó el martes 13 entre Armenia y Azerbaiyán

Resumen de los acaecimientos que comenzaron un martes 13, cuando Azerbaiyán volvió a intentar invadir Armenia para buscar forzar un corredor hacia Najichevan y de ahí, a Turquía.

En la noche del 12 al 13 de septiembre, tras acusar a las unidades de las Fuerzas Armadas de Armenia sin apoyo fotográfico o de video, que comandos armenios intentaron minar los caminos por donde van los suministros logísticos azeríes en las regiones de Dashkesan, Kalbajar y Lachin de Azerbaiyán, el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán ordenó infligir ataques masivos de artillería y lanzar misiles contra los bastiones de las Fuerzas Armadas de Armenia a lo largo de la frontera entre Armenia y Azerbaiyán. 

Así, con esa escusa atacaron la infraestructura de fortificación de las Fuerzas Armadas de Armenia en casi toda la frontera entre ambos paises, y también los asentamientos civiles y sus infraestructuras en Kapan, Goris, Ishkhanasar, Jermuk, Vardenis, así como Sotk y Artanish.

Algunas unidades de vehículos blindados de las unidades de fusileros motorizados del ejército armenio, así como baterías de artillería de cañón, que resistían el avance de las unidades de infantería motorizadas de las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán en varios tramos de la frontera, resultaron dañadas y destruidas.

El daño fue realizado por lo general por ataques de pequeñas bombas guiadas MAM-L / C utilizadas por los UAV turcos de reconocimiento de ataque Bayraktar TB2. Sin embargo, las baterías de morteros de 120 mm y los sistemas antitanque desplegados en las alturas dominantes de Armenia pudieron detener el avance de las fuerzas azerbaiyanas a través del terreno montañoso de la región.

A pesar de las acusaciones de un ataque con mortero contra los puestos de observación de Azerbaiyán por parte de las unidades del ejército armenio, Bakú no puedo proporcionar ninguna evidencia. Y eso que las unidades de artillería y las fuerzas de defensa aérea de Azerbaiyán cuentan con radares israelíes multifuncionales EL/M-2085 que son capaces de calcular las coordenadas de las posiciones desde donde salen los disparos de artillería para calcular las trayectorias de los propios y almacenarlas en el sistema de información.

Azerbaiyán no dio ninguna justificación de peso de este ataque que costó la vida de 135 militares armenios asesinados. Solo brindó acusaciones infundadas.

El pasado martes se llegó a un acuerdo de alto el fuego a través de los departamentos de defensa de Rusia, Armenia y Azerbaiyán, que hasta la noche del 14 de septiembre prácticamente no fue respetado por la parte azerbaiyana, ya que continuó en algunos tramos de la frontera disparando artillería contras poblados armenios.

La ciudad fronteriza de importancia estratégica de Sotk en la región de Gegharkunik de Armenia, que está dentro del alcance de fuego de todo tipo de cañones y artillería de cohetes de las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán, así como misiles tácticos furtivos turcos SOM-B1, fue abandonada por casi la mitad de la población civil tras la aparición de información sobre el avance de las unidades de infantería del ejército de Azerbaiyán a lo largo de la autopista U-11.

Un detalle aún más inquietante fue lo que pasó a un transporte de personal del puesto del Servicio de Guardia de Fronteras ruso en Gegharkunik, que fue atacado con morteros desde Azerbaiyán. Fuer un acto deliberado y directo, y justo unas horas después de la visita a Bakú del asesor principal del Departamento de Estado de EE. UU. sobre Asuntos del Cáucaso, Philip Reeker .

En el contexto de lo que está sucediendo y como parecía que los llamados rusos a la clama no tenían oídos en Bakú, Ereván solicitó decidió solicitar apoyo a Rusia y a la OTSC en virtud del artículo 4, lo que implica la restauración de la integridad territorial de Armenia y garantizar la retirada de las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán del país..

En la noche del 13 de septiembre, en una video conferencia del miércoles con el primer ministro Pashinyam, quedó claro que los delegados del Consejo de Seguridad Colectiva de la OTSC no apoyarían a Armenia. Varios de sus miembros incluso salieron a apoyar a Azerbaiyán o llamaron a la paz, igualando agresores con agredidos, como pasó con países del Asia que suelen apoyar el proyecto panturtquista de Recep Tayyip Erdogan , y su círculo íntimo.

Pero para no dejar dudas del espíritu colaborativo, decidió enviar una misión investigadora al mando del jefe del Estado Mayor Conjunto de la OTSC, el coronel general Anatoly Sidorov, que llegó a Armenia el viernes 16 para llevar a cabo una misión de monitoreo inútil. A tal punto era inútil, que el propio secretario del Consejo de Seguridad de la República de Armenia, Armen Grigoryan dijo públicamente que para el gobierno «ya no hay esperanzas» de que la OTSC apoye a Armenia.

Qué y porqué pasó el martes 13 entre Armenia y Azerbaiyán
Resumen de los acaecimientos que comenzaron un martes 13, cuando Azerbaiyán volvió a intentar invadir Armenia para buscar forzar un corredor

Porqué pasó

En consecuencia, el teatro de operaciones del sur del Cáucaso todavía está a un paso de una nueva ronda de escalada, donde el objetivo principal de Bakú sigue siendo establecer el control sobre los centros de transporte de la región de Syunik en Armenia para construir el «corredor Zangezur» desde Azerbaiyán “continental” al enclave de Nakhichevan.

Ilham Aliyev ya amenazó varias veces que si Armenia no proporciona un corredor, Azerbaiyán lo logrará por la fuerza y ​​la coerción. Aliyev justifica la invasión del territorio soberano de Armenia con el último punto 9 de la declaración tripartita del 9 de noviembre de 2020.

Azerbaiyán, con amenazas de uso de la fuerza e invasiones del territorio soberano de Armenia, intentará lograr que Ereván se vea obligado a proporcionar un corredor en la que no se encuentre con guardias fronterizos ni funcionarios de aduanas armenios.

Armenia declaró repetidamente que está lista para proporcionar caminos, pero no un corredor, porque perdería la frontera de 45 km de largo con Irán y solo le quedaría derecho a usar libremente el puente Armenia-Irán.

Irán está categóricamente en contra y declara que es una línea roja para ello, pero no se sabe qué acciones tomará Teherán. Probablemente, no debería esperarse que Irán se arriesgue y entre en un conflicto militar con Azerbaiyán y su patrocinador Turquía.

Y con Moscú, pasa lo mismo A nivel de declaraciones, Moscú también está en contra del corredor, pero no frena a Azerbaiyán con sus acciones. Y todo el mundo sabe ahora que necesita ese corredor para llevar y traer mercadería vía Turquía.

Written by Klaus Lange Hazarian

Director de SoyArmenio. Lic. en Comunicador social. Periodista y amante de la buena cocina ( y a veces de los peores libros)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    La OTSC comentó sobre la situación en la frontera entre Azerbaiyán y Armenia

    Un terremoto de 4 puntos ocurrió cerca de la ciudad armenia de Spitak