in

Pashinyan: Armenia necesita una nueva estrategia de seguridad nacional

Armenia necesita una nueva estrategia de seguridad nacional, afirmó el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinyan, en la radio pública.

Armenia necesita una nueva estrategia de seguridad nacional, que debería reflejar la lógica de proteger la integridad territorial legítima y los intereses del Estado, afirmó el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinyan, en la radio pública.

Según él, los acontecimientos de 2020 y los procesos que siguieron dictaron la necesidad de reconsiderar el concepto de seguridad y pensar en construir un sistema de defensa y seguridad utilizando nuestras propias capacidades. Señaló que antes de las hostilidades de 2020, había una confianza tácita en que los problemas de seguridad de Armenia se habían resuelto mediante la membresía en la OTSC y, por lo tanto, las fuerzas podían concentrarse en proteger Nagorno-Karabaj.

armenia estrategia seguridad nacional
Armenia necesita una nueva estrategia de seguridad nacional, afirmó el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinyan, en la radio pública.

«Pero resultó que la OTSC no sólo no va a asumir la responsabilidad de garantizar la seguridad de Armenia, sino que en el momento decisivo la OTSC dijo: resuelvan sus problemas» dijo.

Hoy las autoridades discuten una fórmula para la existencia en nuestra región, en nuestro entorno, con la necesidad de recibir la menor ayuda exterior posible.

“Esto es lo que estamos discutiendo. En otras palabras, si interpreto lo que acabo de decir según la lógica de su pregunta, estoy diciendo lo siguiente: estoy diciendo, creemos una fórmula que nos permita vivir lo más independientes posible aquí, en este entorno, bajo estas condiciones y proporcionar el mayor sistema de seguridad independiente», dijo Pashinyan.

También agregó que en enero de 2022 estaba listo el concepto de reforma de las Fuerzas Armadas, pero en el invierno de 2022 ocurrieron hechos que dejaron claro que era imposible avanzar con ese concepto.

“No sólo necesitamos un concepto como tal, sino que debemos calcular correctamente cuán realista es su implementación, incluso mediante la cooperación en el ámbito técnico-militar. Necesitamos entender con quién podemos tener de manera realista relaciones técnico-militares y de defensa. Antes era una tarea sencilla, porque tal cuestión no surgía; antes, el 95-97% de nuestras relaciones en el sector de defensa eran con la Federación de Rusia, pero ahora esto no puede ser así, por razones tanto objetivas como subjetivas. Ahora tenemos que entender qué tipo de relación podemos tener con la India en el marco de este concepto”dijo Pashinyan.

Para aclarar, se considera a India como una opción diversificadora en el tema del suministro de armas, señaló Pashinyan:

La diversificación es sólo un nombre. La gente lo escuchó, lo entendió, pero pronto comenzará a exigir detalles. Por ejemplo, ¿qué tipo de relación de seguridad tendremos con la República Islámica de Irán? ¿La habrá o no? ¿Qué tipo de relación de seguridad tendremos con Georgia? ¿Qué tipo de relación de seguridad tendremos con Estados Unidos, la tendrá o no? ¿Cambiará o no nuestra relación de seguridad con Rusia? ¿Cómo cambiará? Al final, ¿seguiremos siendo miembros de la OTSC o no seremos miembros de la OTSC? ¿Qué tipo de relación estamos construyendo con Francia? El problema es que necesitamos formular un concepto para cuya implementación tenemos, como mínimo, acuerdos. Creo que sí, deberíamos terminar de desarrollar este concepto dentro de este año», dijo.

¿Restaurar la justicia histórica es un objetivo ilegítimo?

El primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, confía en que para que “el mundo permita” que Armenia fortalezca y desarrolle su ejército, las percepciones de Armenia y del mundo sobre la legitimidad de los objetivos del país no deberían divergir. En opinión del primer ministro, el lenguaje sobre la “justicia histórica” contribuye a la formación de disonancia en la comprensión externa e interna de la legitimidad de los objetivos, y esta disonancia, a su vez, “genera amenazas a la seguridad”.

“Para garantizar la seguridad del país, el primer paso importante es reformar y fortalecer el ejército, proporcionando fuerzas armadas preparadas para el combate y capaces de resolver por sí mismas las tareas que se les propongan. La segunda herramienta para garantizar la seguridad son las relaciones exteriores”, afirmó. Según Pashinyan, es extremadamente importante agregar legitimidad al ejército y al componente de seguridad como componente para garantizar la seguridad.

“Tanto en las relaciones de política exterior como en el contexto de la construcción del Ejército, es extremadamente importante tener objetivos legítimos. Además, también son legítimos desde el punto de vista de la percepción internacional. Es decir, no sólo y no tanto desde el punto de vista de la percepción interna, sino desde el punto de vista de la percepción externa, deben ser comprensibles para el mundo exterior. Esto es importante porque la disonancia entre nuestra percepción y la percepción externa genera amenazas externas. Y para resolver este problema es necesario cerrar esta brecha”, afirmó.

El primer ministro presentó su visión de “los límites de esta legitimidad”. “Veo esta legitimidad dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas de Armenia. Por ejemplo, enfatizamos que tener un Ejército fuerte y listo para el combate es un derecho de todo país soberano. Pero esta cuestión necesita mayor aclaración y debate. Porque si tienes un ejército fuerte y preparado para el combate para lograr objetivos legítimos, nadie te dirá: “¿Por qué estás desarrollando tu ejército?” Pero si se fija objetivos que el entorno externo pone en duda, surgen una serie de problemas. Lo diré de manera más simple. Yo digo que debemos desarrollar y garantizar la capacidad de combate del ejército para proteger nuestra integridad territorial, soberanía e independencia. Surge la pregunta: ¿cuáles son los límites de nuestra integridad territorial? Yo digo que estas son las fronteras de la RSS de Armenia. Y aquí nadie puede preguntar por qué estamos desarrollando nuestro ejército. Si consideramos la cuestión del fortalecimiento del ejército, por ejemplo, con el objetivo de restaurar la justicia histórica, surge una pregunta simple: ¿por qué se nos debería permitir desarrollar nuestro ejército para, en términos relativos, resolver la cuestión de la restauración de la justicia histórica? ”, dijo el primer ministro.

Como informara SoyArmenio, confía en que en Armenia la estrategia de seguridad nacional debe basarse en objetivos legítimos, que son la protección de la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Armenia y la garantía de las condiciones para el desarrollo del país.

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Pashinyan habló sobre la Cuarta República de Armenia

    El salario promedio en Armenia es de US$356

    El salario nominal mensual medio en Armenia en 2023 aumentó 14,6%