in ,

El Parlamento Europeo adoptó una fuerte resolución no vinculante contra Azerbaiyán

La resolución no vinculante adoptada por los diputados del Parlamento Europeo afirma que la salida de personas de Nagorno Karabaj puede equipararse a una limpieza étnica, porque Azerbaiyán los expulsó de Karabaj por la fuerza y, antes, mediante intimidación y bloqueo.

Los diputados del Parlamento Europeo (PE) adoptaron una resolución no vinculante en una sesión plenaria celebrada en Estrasburgo, pidiendo a los países de la UE que impongan sanciones selectivas contra los dirigentes de Azerbaiyán, responsable de agresiones y violaciones de derechos humanos en Nagorno-Karabaj.

En la sesión de hoy del Parlamento Europeo se adoptó la resolución «Sobre la situación en Nagorno-Karabaj tras el ataque de Azerbaiyán y las continuas amenazas contra Armenia», que también pide una investigación sobre los crímenes cometidos por las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán.

Cabe señalar que las resoluciones del Parlamento Europeo sobre cuestiones de política exterior no son jurídicamente vinculantes, pero otras instituciones europeas deben escuchar la opinión de los miembros del Parlamento Europeo.

europeo resolución Azerbaiyán
La resolución no vinculante del Parlamento Europeo afirma que Azerbaiyán realizó una una limpieza étnica al expulsar de Karabaj a los armenios

La resolución afirma que el éxodo de la población de Nagorno-Karabaj puede equipararse a una limpieza étnica, porque Azerbaiyán los expulsó por la fuerza y, antes, mediante intimidación: bloqueo, instalación de un puesto de control en el corredor de Lachin (lo que contradice la declaración tripartita del 9 de noviembre de 2020), así como la acumulación de fuerzas alrededor de Karabaj y en la frontera de la República de Armenia. También se observa que varios otros países, incluida Turquía, brindaron apoyo político, diplomático y militar a Azerbaiyán, lo que provocó una mayor escalada del conflicto.

También se señala que, aunque según la declaración del 9 de noviembre Armenia debería garantizar un movimiento seguro entre Nakhichevan y el resto de Azerbaiyán, Azerbaiyán y Turquía utilizan en este caso el término «Corredor Zangezur», que amenaza la soberanía de Armenia.

Principales consideraciones

  • Condena en los términos más enérgicos el ataque militar planificado de antemano e injustificado por parte de Azerbaiyán contra los armenios de Nagorno-Karabaj.
  • Hace hincapié en que este ataque constituye una grave violación del derecho internacional y de los derechos humanos.
  • Considera que la situación actual constituye una limpieza étnica y condena enérgicamente las amenazas y los actos de violencia cometidos por las tropas azerbaiyanas contra la población de Nagorno-Karabaj.
  • Aprecia altamente los esfuerzos de las autoridades armenias para brindar asistencia y refugio a los desplazados por la fuerza.
  • Pide a la UE y a sus Estados miembros que adopten sanciones selectivas contra personas del gobierno de Azerbaiyán responsables de numerosas violaciones del alto el fuego y abusos de los derechos humanos en Nagorno-Karabaj.
  • Pide una investigación sobre los abusos cometidos por las fuerzas azerbaiyanas que pueden constituir crímenes de guerra
  • Exige el levantamiento inmediato del bloqueo del corredor de Lachin
  • Pide a la UE y a sus Estados miembros que comiencen a trabajar urgentemente para proporcionar garantías internacionales que garanticen la seguridad y el bienestar de los armenios en Nagorno-Karabaj.
  • Expresa su decepción por la forma en que se organizó y llevó a cabo la primera misión de la ONU a Nagorno-Karabaj en 30 años y pide el establecimiento de una presencia internacional en Nagorno-Karabaj bajo los auspicios de la ONU.
  • Pide la sustitución urgente de las fuerzas rusas de mantenimiento de la paz por una misión de mantenimiento de la paz de la ONU
  • Exige protección de las propiedades de los miembros de la comunidad armenia que se vieron obligados a abandonar el país y pide a Azerbaiyán que libere a todos los residentes de Nagorno-Karabaj detenidos desde el 19 de septiembre de 2023, incluidos los ex funcionarios
  • Condena las incursiones militares de Azerbaiyán en el territorio internacionalmente reconocido de Armenia y exige la retirada de las tropas azerbaiyanas de todo el territorio soberano de Armenia.
  • Rechaza y expresa profunda preocupación por las declaraciones irredentistas e incendiarias del Presidente de Azerbaiyán que amenazan la integridad territorial y la soberanía de Armenia, advierte a Azerbaiyán contra cualquier posible aventurerismo militar contra la propia Armenia
  • Condena el apoyo brindado a Azerbaiyán por otros países durante esta crisis
  • Pide una revisión exhaustiva de la relación de la UE con Azerbaiyán, dados los recientes acontecimientos y el deterioro de la situación de los derechos humanos en el país
  • Pide a la Comisión que reconsidere inmediatamente la “asociación estratégica” con Azerbaiyán en el ámbito energético y pide a la Comisión que investigue las sospechas de que Azerbaiyán está exportando efectivamente gas ruso a la UE.
  • Pide la suspensión de todas las importaciones de petróleo y gas de Azerbaiyán a la UE en caso de agresión militar contra la integridad territorial de Armenia o ataques híbridos graves contra el orden constitucional y el orden democrático de Armenia.
  • Condena la inacción de las “fuerzas de paz” rusas y el papel general de Rusia, que durante décadas ha alimentado el conflicto y lo ha utilizado para sus propios fines políticos.
  • Condena al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, por utilizar el conflicto armado en Nagorno-Karabaj para promover una agenda imperialista.
  • Elogia al primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, por su compromiso con la paz y pide a la UE que responda positivamente a la solicitud de apoyo de Armenia a través del Fondo Europeo de Paz si Armenia reconsidera sus actuales alianzas militares.
  • Pide a la Misión Civil de la UE en Armenia (EUMA) que siga de cerca la evolución de la situación de seguridad sobre el terreno y proporcione informes transparentes al Parlamento
  • Expresa su profundo descontento por el hecho de que la Comisión y el Consejo ignoraran las advertencias periódicas del Parlamento sobre la situación en Nagorno-Karabaj y los riesgos de un resultado catastrófico
  • Lamenta la decisión del gobierno húngaro de bloquear la declaración conjunta de todos los países de la UE

La tercera guerra de Karabaj o la Guerra de Un Día

El Ministerio de Defensa de Nagorno-Karabaj informó que el 19 de septiembre, las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán  violaron el alto el fuego a lo largo de toda la línea de contacto, lanzando ataques con misiles y artillería y utilizando vehículos aéreos no tripulados y aviones de combate.

Como había publicado SoyArmenio, Bakú acusó a los armenios de Karabaj de llevar a cabo acciones de sabotaje y dio inicio a «medidas antiterroristas de carácter local en la región para garantizar y restaurar el orden constitucional de la República de Azerbaiyán”.

El garante de la seguridad, las fuerzas de paz de Rusia, no solo no repelieron el ataque, sino que se encargaron de desarmar al fuerzas de autodefensa.

El 20 de septiembre, 24 horas después del ataque azerí, la República de Artsaj aceptó la propuesta de Rusia de un alto el fuego bajo las condiciones de Azerbaiyán y el 28 de septiembre, el presidente de Karabaj, Samvel Shahramanyan, firmó la disolución de la república no reconocida.

Según los últimos datos, 200 personas murieron (10 civiles, entre ellos 5 niños) y más de 400 resultaron heridas (40 civiles, entre ellos 13 niños). 

Los residentes de Artsaj se vieron obligados a abandonar en masa el territorio de su república y trasladarse a Armenia. Según el gobierno de Armenia, actualmente hay 100.632 refugiados de Nagorno-Karabaj.

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Azerbaiyán acusa penalmente al ex presidente de Karabaj

    Advertencia de Scholz a Aliyev sobre la «integridad territorial de Armenia»