in ,

Más de 26.000 construcciones ilegales fueron detectadas en Armenia

Solo en Ereván durante 2022, se contaron alrededor de 16,000 construcciones ilegales y otras 10.000 más se registraron en marzes (provincias) de Armenia.

El problema es que hay demanda laboral en Armenia pero no hay trabajadores en la cocnstrucción
Si la edificación se construye contraviniendo las normas urbanísticas, la edificación no será legalizada. FOTO: web

Gevorg Manukyan, Jefe del Departamento de Geodesia y Construcción de Tierras del Comité de Catastro de Armenia, recuerda que después de los cambios legislativos que entraron en vigor a principios de 2022, los ciudadanos estaban obligados a registrar las estructuras en plazos claramente definidos, de lo contrario no sería posible registrarlos después del plazo señalado, y por lo tanto legalizarlos.  

«Tuvimos un promedio de 1500 registro por mes. Y en los últimos días, el número de registros recibidos por día llegó a 700. Actualmente, el proceso de registro no se está implementando en Ereván, continúa en otros marzes de acuerdo con los plazos establecidos para los asentamientos urbanos y rurales. Por ejemplo, las comunidades de Abovyan, Tsaghkadzor de Kotayk marz, como asentamientos urbanos, tienen hasta el 1 de enero de 2024, y para Garni, por ejemplo, el plazo fijado es el 1 de enero de 2025”, explica Gevorg Manukyan .

Se fijó el 1 de enero de 2023 como fecha límite para el registro de construcciones ilegales para la capital. Manukyan dice que la mayoría de los ciudadanos llevaron a cabo el proceso de registro en diciembre en el último momento. En las regiones, el proceso va más lento.

De acuerdo con la legislación vigente, el ciudadano primero debe considerar su estructura voluntaria, luego de lo cual puede tomar medidas para legalizarla. El jefe del Departamento de Geodesia y Construcción de Tierras del Comité de Catastro dice que actualmente no hay un plazo establecido para iniciar el proceso de legalización posterior al registro, pero en un futuro próximo estos períodos también serán fijados por ley.

construcciones ilegales fueron detectadas en Armenia
Solo en Ereván durante 2022 se contaron 16,000 construcciones ilegales y otras 10.000 más se registraron en marzes (provincias) de Armenia. FOTO: web

“Después del cálculo vamos a poder arreglar el recurso inmobiliario de toda nuestra república, tener información correcta sobre estructuras voluntarias, problemas de uso de suelo, uso no focalizado de tierras comunales. Así, también excluiremos el proceso de legalización de las edificaciones voluntarias no registradas”.

La contabilidad es una condición necesaria, pero no suficiente, para iniciar el proceso de legalización de inmuebles voluntarios. Para legalizar el edificio construido por iniciativa propia, sin permiso de construcción, y por lo tanto también para tener un certificado de propiedad, la estructura se somete, por así decirlo, a un «examen» después de su registro. Si la edificación se construye contraviniendo las normas urbanísticas, en los terrenos definidos por el artículo 60 del «Código de Suelo», o presenta riesgo desde el punto de vista de la seguridad sísmica, entonces la edificación no será legalizada.

Los edificios ilegales también están sujetos a demolición. Los organismos de autogobierno local primero dan a los ciudadanos tiempo para demoler la construcción ilegal con sus propios fondos, luego obtienen el derecho a demoler las estructuras ilegales con sus propios fondos. El municipio de Ereván demolió 100 edificios ilegales en Ajapnyak, 50 en Malatia-Sebastia y 48 en Nor Nork en 2021. En 2022, ya se demolieron más de la mitad de los 400 edificios voluntarios construidos en todas las regiones administrativas.

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Aliyev vuelve a culpar a Irán por el ataque a su embajada y Teherán le pide evite «prejuicios»

    Movimiento 35 años de Artsaj: Pashinyan animó a los armenios de Karabaj