in

Las tres elecciones de terror que impuso Turquía a Armenia

Para el analista Tatul Akobian Armenia tuvo que someterse tres veces a las condiciones de terror que impuso Turquía con sus acuerdos

Para el analista Tatul Hakobyan Armenia tuvo que someterse tres veces a las condiciones de terror que impuso en el último siglo Turquía y firmar acuerdos que, para el pensamiento político armenio, fueron de «capitulación» o de «antiarmenio». ¿Se enfrenta Pashinyan a una cuarta elección de terror?

Azerbaiyán y Turquía quieren unir el mundo turco con Zangezur

El 4 de junio de 1918, el Imperio Otomano y la República de Armenia, fundada hacía una semana, firmaron un Tratado de Paz y Amistad y protocolos adicionales en Batumi. El general Andranik no aceptó la república, considerándola «creada por los turcos». Al principio, ese acuerdo también era inaceptable para Aram Manukyan. El gobierno de la ARF, el primer ministro Hovhannes Kajaznuni y el canciller Alexander Khatisyan, sin embargo, tuvieron el coraje de ir a Batumi y firmar un documento considerado una capitulación. La alternativa podría ser simplemente no Armenia.

Muchos consideraron el acuerdo de Batumi con los turcos como una maldición y una traición, pero en oposición a la opinión pública, Kajaznuni estaba convencido de que Armenia debería cumplir con las disposiciones del acuerdo y mantener relaciones interestatales con el gobierno otomano. Armenia cumplió con todas las condiciones previas y compulsiones de la Turquía otomana, y el 3 de agosto, Kajaznuni leyó la declaración del gobierno en el parlamento, que decía en particular, «fortalecer la paz con el gobierno otomano y establecer relaciones de buena vecindad con él». «Cumpla estrictamente con todas las responsabilidades que hemos asumido hacia el Imperio Otomano y asegúrese de que el gobierno otomano haga lo mismo por nosotros».

El Imperio Otomano fue el primer estado en reconocer la República de Armenia, que se estableció con un área de solo 12 mil kilómetros cuadrados. Fue el primero en establecer relaciones diplomáticas. Fue el primero en abrir una embajada en Ereván, que estaba en el centro de la ciudad, en la actual Plaza Sajarov. Fue el primero en enviar un representante diplomático, el embajador Mehmet Ali Pasha.

Los armenios firmaron el segundo tratado humillante la noche del 2 al 3 de diciembre de 1920. Armenia perdió la guerra contra los kemalistas, perdió unos 30.000 kilómetros cuadrados, incluido Kars. Los kemalistas capturaron la ciudad más grande de Armenia en esos días, Alexandropol y el valle de Shirak. Nadie quería negociar con los turcos. Alexander Khatisyan asumió ese maldito papel por segunda vez. Según el Tratado de Alexandropol, el territorio de Armenia se convirtió en unos 30.000 kilómetros cuadrados. El Tratado de Sevres, firmado el 10 de agosto, según el cual Armenia tendría unos 160.000 kilómetros cuadrados, quedó en papel. Además, en las conversaciones de Alexandropol, Kyazim Karabekir Pasha obligó a Armenia a renunciar a Sevres. Khatisyan, en consulta con el primer ministro Simon Vratsyan, renunció a Sevres.

Del 26 de septiembre al 13 de octubre de 1921, se llevaron a cabo negociaciones en Kars entre la Turquía kemalista, por un lado, y la Armenia soviética, Azerbaiyán y Georgia, por el otro, con la participación de la Rusia soviética. Este fue el tercer tratado impuesto a los armenios por los turcos, que estableció y delimitó las fronteras de Turquía y Armenia, que no han cambiado durante 100 años. A petición de los representantes comunistas armenios, Askanaz Mravyan y Poghos Makintsyan, de que al menos abandonaran las minas de sal de Ani y Koghb como parte de la Armenia soviética, recibieron una dura respuesta de Karabekir.

Desde la independencia en 1991, los sucesivos gobiernos armenios han intentado establecer relaciones con Turquía sin condiciones previas, pero han fracasado. Ankara ha establecido condiciones previas. Parecía que Serzh Sargsyan podría hacerlo, pero la «diplomacia del fútbol» lanzada en 2008 se paralizó porque Armenia no cumplió con la principal condición previa de los turcos: cambiar el status quo (cualquiera) en el conflicto de Nagorno-Karabaj.

Hoy, el gobierno armenio habla de su disposición a abrir una era de paz en la región, incluido el establecimiento de relaciones con Turquía. ¿Seguirán Nikol Pashinyan y su gobierno el ejemplo del ARF (1918 en Batumi, 1920 en Alexandropol) y el Partido Comunista (1921 en Kars) y firmarán documentos con precondiciones y coacción turcas?

Es obvio que Ankara ha presentado y probablemente seguirá insistiendo en las condiciones previas de que Armenia:

  1. Debe aprobar y aceptar por escrito las fronteras de la Turquía moderna, es decir, reafirmar el Tratado de Kars de 1921;
  2. No debe continuar el proceso de reconocimiento internacional del Genocidio Armenio con la Diáspora.
  3. Debería proporcionar un corredor para que Azerbaiyán se conecte con Najichevan y Turquía a través de Armenia.

Por cuarta vez en los últimos 100 años, Armenia se enfrenta a una elección de terror, por así decirlo, de la coerción turca.

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Los armenios prefieren como aliado a Francia que a Rusia

    Pashinyan, Aliyev y Macron se reunieron en Bruselas