in ,

Denuncian trampa turca para historiadores armenios

En particular, mediante la creación de comisiones armenio-turcas para la reconciliación

Turquía comenzó a generar trampas mediante la creación de comisiones armenio-turcas para la reconciliación.

Los historiadores armenios cayeron en otra trampa turca, dijo el director del Instituto de Historia de la Academia Nacional de Ciencias de Armenia, Ashot Melkonyan, al hablar sobre los libros de textos educativos.

Señaló que después de que diferentes países comenzaron a reconocer el Genocidio Armenio uno tras otro, el lado turco comenzó a poner trampas. En particular, mediante la creación de comisiones armenio-turcas para la reconciliación y la revisión de los protocolos de Zurich.

«Varias estructuras europeas que viene colaborando con Turquía durante décadas, ahora tratan de involucrarnos en varios programas, quizás para suavizar y neutralizar la imagen del enemigo. Al implementar varios programas, están tratando de reconciliar a las partes. ¿Cómo se pueden reconciliar las partes cuando una es una víctima y la otra es un criminal?», dijo Melkonyan.

Así, en sus palabras, los jóvenes historiadores armenios cayeron en la trampa de otra «reconciliación», mediante programas educativos avalados por Europa.

«Desafortunadamente, nos encontramos en otra trampa. Resultó que nuestros socios, junto con nuestros políticos, en secreto armaron textos, con historiadores y políticos turcos. Como resultado, tenemos dos libros, reimpresos en 2017-19, en los que se reconsideran los hechos históricos de Armenia y Turquía», dijo Melkonyan.

A su vez, el jefe del Departamento de Historia de Armenia en la Universidad Estatal de Ereván, Candidato de Ciencias Históricas, Artak Movsisyan, señaló que en estos libros se hace todo lo posible para equiparar a armenios y turcos como iguales y menosprecian el componente patriótico de los hechos históricos armenios que, supuestamente, apuntarían a formar la imagen de Turquía como enemigo.

Además, señaló que los armenios son cuestionados cuando afirman que son un pueblo originario y que el libro describe a los armenios como «los aborígenes del Cáucaso y Anatolia», la denominación turca para no decir las «Tierras altas de armenia».

Movsisyan señaló que siete armenios firmaron estos libros, de los cuales solo dos son historiadores, y dos son diputados de la facción gobernante My Step, Maria Karapetyan y Sos Avetisyan, que son lingüistas por educación.

Además, el experto señaló que el carácter secreto en que se movió el ministerio en este tema y la reacción del Ministro de Educación, Ciencia, Cultura y Deportes, Arayik Harutyunyan, indican que no solo eran consciente del despropósito histórico que están en los libros, sino que además lo patrocinan.

Sobre las relaciones entre Armenia y Turquía

No existen relaciones diplomáticas entre Armenia y Turquía , y la frontera armenio-turca está cerrada desde 1993 por iniciativa de Ankara. El proceso de normalización de las relaciones en otoño de 2008 fue iniciado por el entonces presidente de Armenia, Serzh Sargsyan.
El 10 de octubre de 2009, los Ministros de Relaciones Exteriores de Armenia y Turquía firmaron en Zurich el «Protocolo sobre el establecimiento de relaciones diplomáticas» y el «Protocolo sobre el desarrollo de las relaciones bilaterales», que debían ser ratificados por los parlamentos de los dos países.
Sin embargo, el 22 de abril de 2010, Sargsyan suspendió el proceso de ratificación de los protocolos armenio-turco mediante su decreto, declarando que Turquía no estaba lista para continuar el proceso, al pedir ese país que la que hoy es la República de Artsaj sea entregada a los turcos de Azerbaiyán.
En septiembre de 2017, hablando en la Asamblea General de la ONU, Sargsyan declaró que Armenia nunca había hecho el reconocimiento del Genocidio Armenio una condición previa para el arreglo de las relaciones con Ankara, a pesar de que el gobierno turco presentaba esa condición absurda para ratificar los Protocolos de Zurich.
El 1 de marzo de 2018, Sargsyan firmó un decreto que suspendió el procedimiento para ratificar el Protocolo sobre el establecimiento de relaciones diplomáticas y el Protocolo sobre el desarrollo de las relaciones bilaterales entre Armenia y Turquía.

Sobre el genocidio armenio

El genocidio armenio de 1915 es el primer genocidio del siglo XX. Turquía rechaza y niega las acusaciones de exterminio en masa de más de 1,5 millones de armenios durante la Primera Guerra Mundial.
El hecho del Genocidio Armenio es reconocido por muchos estados y una serie de organizaciones internacionales autorizadas. El primer país en reconocer el Genocidio en 1965 fue Uruguay, seguido de Chipre, Rusia, Grecia, Canadá, la Cámara de Diputados de Italia, Líbano, Bélgica, Francia, Paraguay, Argentina, Suecia, Bolivia, Gran Bretaña, Holanda, Eslovaquia, Alemania, Lituania , Venezuela, Polonia, Chile, Suiza, Brasil, Luxemburgo, Austria, Vaticano, República Checa, Dinamarca, Portugal, así como el gobierno interino de Libia, 49 estados y ambas cámaras del Congreso de los Estados Unidos, Siria, el Parlamento Europeo y el Consejo Mundial de Iglesias.

Escrito por Milkes Malakkian

Ingeniero de profesión y Periodista de formación. Creador del programa radial "Sobre Orígenes y Cunas" desde el 20 de Mayo de 1989.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

¿Qué opina?