in ,

Historia de la elaboración de aceites en Armenia

El descubrimiento de la prensa de aceite más antigua del mundo en Armenia demuestra que la elaboración de aceites siempre fue importante

Desde la antigüedad, el cultivo de semillas oleaginosas y la elaboración de aceites fueron de gran importancia económica para los armenios, como lo demuestra el descubrimiento de la prensa de aceite más antigua en el territorio de la Armenia moderna del siglo VII a.C. de Karmir Blur en las cercanías de Ereván.

Historia de la elaboración de aceites en Armenia
El descubrimiento de la prensa de aceite más antigua del mundo en Armenia demuestra que la elaboración de aceites siempre fue importante

Jenofonte menciona el uso de aceite vegetal en Armenia en el 401 a. C. La elaboración de aceite desarrollada en la Edad Media es informada por fuentes escritas armenias. En la Edad Media, hubo prensas de aceite en muchos asentamientos y monasterios. Solo las excavaciones en la ciudad capital de Ani han revelado unas 20 estructuras de este tipo. Y muchas de las características tecnológicas de la producción de aceite vegetal y la correspondiente terminología armenia fueron adoptadas por los pueblos vecinos.

En 1828, solo en la región de Armenia había 285 prensas de aceite, lo que es casi tres veces más que en todas las demás regiones de Transcaucasia. En la provincia de Ereván en 1889, operaron 201, y en 1901 – 196 prensas de aceite. Desde la década de 1880, con la expansión del uso de productos derivados del petróleo, la demanda de aceite vegetal ha disminuido. Las principales semillas oleaginosas de Armenia eran el lino, el sésamo, el cáñamo, la colza, el aceite de ricino, el cártamo y la aceituna.

Historia de la elaboración de aceites en Armenia
Prensa medieval para la elaboración aceites Dzit An en el monasterio de Tatev, siglo XVII, Armenia. Foto: wikimedia.org

El lino se cultiva en Transcaucasia, Asia Central, en las regiones montañosas de Europa, India y China, principalmente para la producción de aceite vegetal. La producción de fibra vegetal se menciona en la Armenia medieval.

La tradición medieval de producción artesanal se conservó en la región montañosa de Moks (Armenia Occidental), donde, junto con fibras gruesas de cáñamo y lino, se obtuvo un tejido fino y delicado, que en el dialecto local se llamaba patisk, es decir, batista. En Armenia, el tipo de lino oleaginoso estaba muy extendido: el lino rizado.

El sésamo se cultivó en Transcaucasia en la Edad del Bronce. En el territorio de Armenia, la mención escrita más antigua de él se remonta al siglo VIII a. C. Desde principios del siglo XX, se fomentó el cultivo del sésamo en el territorio del Imperio Ruso, y aquellos campesinos que recibían más de 100 vainas de cosecha al año recibieron una medalla conmemorativa. Dado que las semillas de sésamo son muy pequeñas, se mezclaron con arena antes de sembrar.

La planta de aceite más extendida en las tierras altas de Armenia era el cáñamo, aunque en términos de importancia económica era inferior al lino y al sésamo. En el siglo XIX, el cáñamo era de gran importancia en la vida económica, en particular, de los armenios Hamshen, especialmente para la obtención de fibra.

La planta de ricino se cultivó principalmente en la franja baja, sembrando algodón a lo largo de los bordes de los campos. En el caluroso valle de Ararat y Nakhichevan, los que trabajaban en el campo descansaban a su sombra, y el olor peculiar de las ramas rotas ahuyentaba a los animales y, por lo tanto, servía como protección natural para la protección de los campos.

El cártamo en la vida de los armenios tenía dos usos: como planta oleaginosa, sus semillas se usaban para obtener aceite vegetal, y los pétalos amarillos se usaban como condimento en varios platos y productos horneados, dándoles una apariencia y sabor agradables.

Historia de la elaboración de aceites en Armenia
Cártamo Foto: botanichka.ru

El lino y la colza se cultivaron en zonas montañosas a una altitud de 1500-2200 metros sobre el nivel del mar, sin riego artificial. En las tierras bajas del país se cultivaban sésamo, aceite de ricino y cártamo. En algunas regiones de Armenia, también se utilizaron semillas de nuez, avellana, almendra y albaricoque para obtener aceite vegetal. En la Armenia de Cilicia y la cuenca del río Chorokh (Armenia occidental), los armenios también se dedicaban al cultivo del olivo.

Los principales centros de producción de aceite vegetal coincidieron con las zonas de cultivo intensivo de lino rizado y colza. En el oeste de Armenia, la elaboración de mantequilla se desarrolló en Basen, Taron, Vaspurakan, en el este de Armenia, en Shirak, Gegharkunik y Syunik.

Prensas de aceite

El medio tradicional más simple de triturar semillas oleaginosas fueron varios morteros de piedra, que existieron durante miles de años y se conservaron parcialmente hasta mediados del siglo XX.

Según el tipo de materia prima, había dos tipos principales de almazaras armenias. El más común fue el jit’han para el tratamiento de semillas oleaginosas, principalmente lino rizado y colza. Este tipo de prensa de aceite de palanca-tornillo era típico de las zonas montañosas y al pie de las colinas.

Los molinos de aceite eran empresas manufactureras privadas, pero toda la comunidad ayudó al propietario a construirlos. Esta asistencia comunitaria se hizo especialmente evidente en el transporte de muelas, que podían llegar a pesar hasta 3 toneladas.

Historia de la elaboración de aceites en Armenia
Plan de molino para la elaboración de aceites en Syunik, Armenia. Foto: armenios. Serie «Pueblos y culturas», 2012

Como empresas rentables, las lecherías (en la década de 1880 costaban 620 rublos) eran objetos de venta y herencia. De acuerdo con el derecho consuetudinario, las lecherías, los molinos, las herrerías y los cementerios estaban en el uso colectivo de toda la familia Azg. Los molinos de aceite y los molinos a veces formaban parte de la dote, como se informa en una de las inscripciones epigráficas de 1207, y también atestiguan los materiales etnográficos de finales del siglo XIX.

Los molinos de aceite, como los molinos y las herrerías, eran objetos socialmente significativos del asentamiento armenio. Junto con esto, en la vida social tradicional de los armenios, sirvieron como uno de los lugares de encuentro para los hombres mayores.

La producción de aceite está directamente relacionada con tres procesos tecnológicos principales: tostado, molido y prensado de semillas oleaginosas. La almazara armenia constaba de dos departamentos de producción principales. En el primero, kalatun, las semillas se frían, se molían y luego se amasaban las materias primas.

Las semillas se tostaron en un horno de piedra, luego se molieron con piedras de molino y se exprimieron con una prensa. Muelas de granito o basalto con un diámetro de 160-240 cm se colocaban verticalmente en el centro de la era. El eje de la piedra descansaba con un extremo sobre un pilar, y un animal de tiro, un buey o un búfalo, estaba enganchado al otro extremo. A tal efecto, en las grandes almazaras se mantenían hasta diez o más animales de tiro para este fin. Dado que rara vez alguien en la granja tenía tal cantidad de búfalos, por regla general, se los pedían prestados a otros aldeanos.

Historia de la elaboración de aceites en Armenia
Plan del molino de aceite de Shirak. Foto: armenios. Serie «Pueblos y culturas», 2012

El segundo tramo de la almazara fue el geranatun, donde se ubicaba una prensa de tornillo de troncos de pino, roble o álamo de hasta 12 m de largo y unos 0,5 m de diámetro. Los troncos de un extremo entraban en un nicho de pared revestido de grandes piedras . Las materias primas trituradas en cestas planas de mimbre se colocaron en un pozo especial debajo de los troncos prensados ​​y se extrajo aceite vegetal bajo su peso. Durante un turno, la almazara procesaba de 16 a 24 poods de lino, dependiendo de la capacidad de la empresa.

Otro tipo de molino de aceite, el jit’atun, estaba muy extendido en la zona baja, especialmente en el valle de Ararat, Nakhichevan, así como en Vaspurakan (Armenia occidental) y estaba destinado al procesamiento de semillas de sésamo. Tenía tres compartimentos: un brasero, un molino y un recipiente de piedra de casi 500 litros, donde se separaba el aceite vegetal de las materias primas trituradas mediante filtración en agua tibia. A diferencia de los molinos de aceite de linaza, aquí ambas muelas eran horizontales, más ligeras y, por lo tanto, impulsadas por un buey, un caballo o un burro.

Cómo se usó el aceite vegetal

El aceite vegetal se utilizó ampliamente en varias esferas de la vida armenia. La linaza, el sésamo y otros tipos de aceite se consumían principalmente como alimento, especialmente durante numerosos ayunos. El aceite de colza y ricino se utilizó para la iluminación y las necesidades técnicas. El aceite de ricino también se utilizó en la producción de jabón.

Historia de la elaboración de aceites en Armenia
Para Armenia la elaboración de aceites siempre fue importante. Foto: pixabay.com

El aceite vegetal ha jugado un papel importante en la práctica de la Iglesia armenia. Según fuentes escritas, hasta finales del siglo XII, el aceite de sésamo fue la base de la mirra sagrada. Sin embargo, basado en el testimonio de Mkhitar Gosh, se puede suponer que ya en el siglo XIII fue reemplazado por el olivo.

Desde la antigüedad, el aceite vegetal también se ha utilizado ampliamente en la medicina popular para el tratamiento y prevención de numerosas enfermedades, especialmente la piel, los resfriados y otras enfermedades.

Un lugar importante en la vida de los armenios también lo ocupó el uso de tortas de aceite como subproducto de la elaboración de mantequilla. En la temporada de establos, la torta servía como alimento principal para el ganado de tiro, principalmente para los búfalos. Las vacas no fueron alimentadas con tortas de aceite, de las cuales la leche se vuelve amarga. La torta venenosa se utilizó como fertilizante.

Debido a una serie de razones socioeconómicas, principalmente el desarrollo de la producción industrial de aceite vegetal, la transición a la iluminación eléctrica, etc., los métodos tradicionales de elaboración de mantequilla en Armenia cayeron en decadencia en la década de 1930 y dejaron de existir en la década de 1950. Sin embargo, en algunas aldeas de Shirak y Syunik, se ha conservado una producción limitada de aceite de linaza.

Fuente: armenios. Serie «Pueblos y culturas», 2012. Traducido por SoyArmenio

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *