in ,

Ereván reafirma su apoyo a la OSCE y analistas estiman la vuelta de EE.UU. a la región

El gobierno armenio reafirmó el viernes en Ereván su apoyo al Grupo de Minsk de la OSCE, en respuesta a las críticas de Azerbaiyán a los aparentes planes de Estados Unidos de continuar utilizando este formato de mediación para la resolución del conflicto de Nagorno-Karabaj.

«Los copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE tienen el mandato internacional de ayudar a lograr una resolución duradera y completa del conflicto de Nagorno-Karabaj, y nadie invalidó ese mandato «, dijo Vahan Hunanian, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores armenio.

Un alto diplomático estadounidense, Philip Reeker, fue nombrado el miércoles como el nuevo copresidente estadounidense del grupo que durante mucho tiempo fue dirigido por Estados Unidos, Rusia y Francia. El secretario de Estado de EE. UU. , Antony Blinken, dijo que en su nuevo cargo, Reeker trabajará para establecer «un diálogo directo entre Armenia y Azerbaiyán« con miras a una «solución política a largo plazo del conflicto de Nagorno-Karabaj».

Azerbaiyán expresó su descontento con la declaración de Blinken. Según la jefa del servicio de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores de Azerbaiyán, Leyla Abdullayeva, los intentos de resucitar «al Grupo de Minsk que no funciona pueden sacar a Estados Unidos del proceso de normalización de las relaciones entre Azerbaiyán y Armenia», escribe vesti.az .

Abdullayeva también señaló que Azerbaiyán considera que el conflicto de Karabaj está resuelto y que Nagorno-Karabaj es parte integral de Azerbaiyán. «La comunidad internacional, incluidos nuestros socios, debe comprender que un intento de vincular el problema de Karabaj con la normalización de las relaciones entre Azerbaiyán y Armenia no sirve para mejorar la situación», dijo.

Al comentar sobre las críticas de Azerbaiyán, un portavoz del Departamento de Declaración de EE. UU., Vedant Patel, subrayó que Washington está compromiso para facilitar la paz en el sur del Cáucaso.  

Según informa SoyArmenio, en 2021, Philip Reeker, como Subsecretario de Estado en funciones para Asuntos Europeos y Euroasiáticos, realizó una gira por los países del Cáucaso Sur. En Bakú, en particular, dijo que Estados Unidos considera a Azerbaiyán como un socio estratégico, escribe Trend.

Rusia también piensa que la OSCE no funciona

El Grupo de Minsk de la OSCE es un grupo de estados miembros de la OSCE establecido en 1992 para resolver la cuestión de una solución pacífica del conflicto en Nagorno-Karabaj. Los países copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE son Francia, Rusia y Estados Unidos.

Pero Rusia no trabajó mas con los americanos y franceses. Tras perder la guerra Armenia y firmar los 3 acuerdos con Azerbaiyán y Rusia, Moscú cree que esos documentos ya son base suficiente para emitir una resolución final de todos los asuntos restantes. Por lo menos, así lo expresó el canciller ruso Sergei Lavrov al de Azerbaiyán, Jeyhun Bayramov, tras una charla.

Rusia insiste que Estados Unidos y Francia dejaron de trabajar con él como parte del Grupo de Minsk tras la invasión rusa de Ucrania, aunque ya antes de la invasión Putin había declarado como terminado la discusión sobre el estatus de karabaj. 

La subsecretaria de Estado de los Estados Unidos, Karen Donfried, negó la afirmación rusa y azerbaiyana que el grupo no existía mas y lo reafirmó durante su visita a Ereván en junio, afirmando que el Grupo de Minsk seguía siendo un «formato muy importante » para Washington.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, insistió más tarde en que “el Grupo de Minsk cesó sus actividades por iniciativa de los copresidentes estadounidense y francés», a lo que los países aludidos volvieron a rechazar las afirmaciones rusas. 

En los últimos meses, los líderes de Ereván pidieron repetidamente que se reanude el trabajo del Grupo de Minsk de la OSCE en la mediación entre Armenia y Azerbaiyán por el enclave de Nagorno Karabaj.

Para Grigoryan, se volvió a activar EE.UU. en la región

El politólogo  Stepan Grigoryan considera un acontecimiento importante que Estados Unidos designe un nuevo asesor negociador en el Cáucaso Sur, quien estará a cargo de dos importantes áreas de trabajo: el Grupo de Minsk de la OSCE (Nagorno-Karabaj) y el formato de Ginebra ( Georgia).

Según él, Estados Unidos cree que el Grupo de Minsk existe, debe funcionar, son relevantes las reglas del juego que se establecieron durante 30 años en su marco, incluidos los principios de Madrid. “Este es un fuerte golpe para Aliyev, quien en cada uno de sus discursos dice que el tema de Karabaj se resolvió (mediante la guerra), que no hay Grupo Minks, que no hay problema de Nagorno-Karabaj en sí y no hay nada que discutir’. dijo Grigoryan a Caucasian Knot.

En su opinión, ni Francia ni Estados Unidos, como copresidentes del Grupo de Minsk, apoyan realmente la política de Aliyev. Y Estados Unidos cambió fundamentalmente a su asesor para demostrar una vez más que el Grupo de Minsk sigue siendo relevante para ellos, señaló Grigoryan, y agregó que el tiempo dirá cómo serán los cambios reales en esta dirección. Al mismo tiempo, está convencido de que Azerbaiyán torpedeará el proceso de Minsk.

El politólogo también señaló que el período de copresidencia en el Grupo de Minsk no está limitado, por lo tanto, lo más probable es que el nuevo nombramiento esté programado para algo, muy probablemente, para los últimos eventos, cuando Rusia, junto con Azerbaiyán, está tratando de cambiar el statu quo.

Incluso el statu quo, que es infinitamente malo para Artsaj (la denominación armenia para Nagorno-Karabaj), que se desarrolló después del 9 de noviembre de 2020, Moscú y Bakú quieren empeorarlo aún más al cambiarlo. La escalada en Parukha y Berdzor va más allá de todos los acuerdos y viola el nuevo status quo, dijo Grigoryan y agregó que la nueva designación de los estadounidenses demuestra que están siguiendo todo, están en el proceso de resolver el conflicto de Karabaj y no permitirán un cambio en el statu quo.

El 24 de marzo, el cuartel general de información de Nagorno-Karabaj anunció que el ejército azerbaiyano había violado la línea de contacto en la región de Askeran de Nagorno-Karabaj, mujeres y niños fueron evacuados de las comunidades de Parukh y Khramort. El ejército azerbaiyano ocupó la aldea de Parukh en la región de Askeran y el Monte Farrukh, que es de particular importancia para el ejército de Azerbaiyán, por que es el punto más alto en el este de Nagorno-Karabaj, desde donde se controla un vasto territorio.

Grigoryan también señaló que, según su información, tanto Estados Unidos como Francia (en nombre de la Unión Europea) advirtieron a Azerbaiyán que, en caso de cualquier operación militar importante contra los armenios de Nagorno-Karabaj, comenzaría el proceso de su reconocimiento.

“Occidente entiende que los armenios de Artsaj necesitan ser salvados, ya que Kosovo se salvó sobre el principio de “separación en nombre de la salvación”, Artsaj (Nagorno-Karabaj) recibirá independencia y soberanía, como Kosovo”, dijo.

En 2020, durante la guerra, esto no sucedió, principalmente por Armenia y Rusia. Según él, Ereván no apeló al Consejo de Seguridad de la ONU y la OSCE, la diplomacia armenia fue pasiva. Armenia dejó todo a discreción de Rusia y esperaba que fuera Rusia quien equilibrara la situación.

El politólogo también señaló que Estados Unidos tiene una enorme influencia en la región. Según él, esto se evidencia por el hecho de que Azerbaiyán no puede expulsar completamente a los armenios de Nagorno-Karabaj. No puede aceptarlo solo por la posición de los EE. UU. y la UE.

“Estados Unidos tiene recursos serios. Otra cuestión es si aprovechamos esta oportunidad. No estoy seguro, y es por eso que estamos en esta posición hoy. No estamos listos para aceptar ayuda de los Estados Unidos. Y aquí juegan un papel factores como la guerra de información contra nosotros, las manipulaciones y, lo que es más importante, la indecisión de las autoridades armenias por temor a la reacción de Rusia”, señaló Grigoryan.

El politólogo cree que, sin cambiar las prioridades en política exterior, Armenia tendrá constantemente pérdidas graves en todos los asuntos.

Por supuesto, los pasos abruptos también pueden conducir a la oposición rusa, pero Rusia está actuando contra Armenia sin ella. La Rusia de hoy es así, y es necesario responder a sus desafíos. Es necesario construir relaciones con aquellos países que te pueden ayudar, con los que tus intereses coinciden, y nuestros intereses hoy coinciden con Estados Unidos, la Unión Europea, Irán e India”, concluyó.

El gobierno de Ereván reafirmó su apoyo al Grupo de Minsk de la OSCE ante la crítica de Bakú de que EE. UU. quiere usar este formato

Hayrumyan: Moscú no cree en lagrimas

El hecho de que Estados Unidos designara al ex subsecretario de Estado Riker como copresidente del Grupo de Minsk de la OSCE y negociador en el proceso de Ginebra indica que Washington considera imperativa la región del Cáucaso, dijo por su parte la editora de Lragir. am, la observadora política Naira Hayrumyan.

En su opinión, esto sucede en el contexto de pronósticos optimistas sobre la reanudación del acuerdo nuclear iraní, el levantamiento de las sanciones y la activación de Irán en la región.

En la primavera de 2022, Estados Unidos llamó a su copresidente de manera diferente, insinuando que el Grupo de Minsk ya no existe. Luego, según ella, hace dos meses, Laura Okla fue nombrada copresidenta, y ahora Philip Ricker, quien visitó la región en junio de 2021, y con su participación y la mediación georgiana, 15 soldados armenios fueron liberados del cautiverio de Bakú.

Hayrumyan agregó que el nombramiento se produjo poco antes de la reunión entre Pashinyan y Aliyev, con la mediación del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. Y en las redes sociales, Blinken señaló que “Ricœur se comprometerá de forma bilateral con socios afines como la Unión Europea y, como parte de su función como copresidente del Grupo de Minsk de la OSCE, promoverá el diálogo directo entre Armenia y Azerbaiyán”.

“No me sorprendería si Ricoeur participará en la reunión en Bruselas, así como el representante de Francia. Esto puede conducir a la restauración del mandato del Grupo de Minsk, pero sin Rusia, que no quería restaurar su participación en el formato. Aparentemente, la entrega forzada del corredor de Lachin a Bakú y obligar a Armenia a la delimitación, la firma de un “tratado de paz” y los corredores extraterritoriales están relacionados con esto”, señaló Hayrumyan.

El corredor de Lachin a que hace referencia Hayrumyan, es la linea de 5 km que conectaba a Armenia con Karabaj y que el 26 de agosto, el ejército de Azerbaiyán control el control , así como de las aldeas de Zabukh y Sus.

Además, señaló, hay tres principios fundamentales en el formato del Grupo de Minsk: integridad territorial, autodeterminación y no uso de la fuerza. “La cuestión de la territorial y el uso de la fuerza fue ‘decidida’ por Rusia, y la principal cuestión del estatus de Artsaj se resolverá sin Moscú”, concluyó Hayrumyan.

Written by Klaus Lange Hazarian

Director de SoyArmenio. Lic. en Comunicador social. Periodista y amante de la buena cocina ( y a veces de los peores libros)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Bakú molesta porque EE. UU. y Francia no participaron en evento diplomático en Shushi

    Crecen 37% exportaciones de Irán a Armenia y planean llevarlas a US$1.000 millones