in ,

Ereván advierte rastro turco en la agresión de Azerbaiyán contra Armenia

Erdogan y Aliyev firman alianza militar con el "Tratado de Shusha"

Como durante la guerra de 44 días en Karabaj en el otoño de 2020, y durante la reciente agresión de Azerbaiyán contra Armenia, hay un rastro turco aseguró el académico Ruben Safrastyan, asesor del director del Instituto de Estudios Orientales de la Academia Nacional de Ciencias de Armenia. 

En una entrevista con el portal de información y análisis VERELQ, uno de los principales turquólogos armenios compartió sus pensamientos sobre por qué Bakú se intensificó y qué papel juega Ankara en esto.

El liderazgo de Turquía declaró abiertamente que apoya plenamente a Azerbaiyán en las hostilidades contra Armenia. Además, los funcionarios turcos «aconsejan» a Armenia que acepte las condiciones de Azerbaiyán para concluir un acuerdo de paz entre las dos repúblicas, y esto significa principalmente reconocer la integridad territorial de Azerbaiyán junto con Nagorno-Karabaj. En este sentido, continúa Safrastyan, el propósito de las hostilidades para Bakú no es solo capturar algunas alturas en la frontera o los territorios, sino obligar a Ereván a aceptar las condiciones de Azerbaiyán.

“De hecho, este proceso se lleva a cabo con el apoyo abierto de Turquía. En base a esto, podemos concluir que la agresión actual de Azerbaiyán está coordinada con Turquía. Es parte de la estrategia de Turquía para fortalecer su posición en el sur del Cáucaso a través de la presión de Azerbaiyán sobre Armenia. Debe entenderse que el alcance de los intereses de Turquía aumentó. Lo importante para ella no es un solo país tomado, por ejemplo, en nuestra región, sino toda la región en su conjunto. Azerbaiyán, de hecho, es un instrumento para la implementación de esta estrategia de Turquía”, dice el orientalista.

Según él, Turquía hace todo lo posible para lograr convertirse en un factor clave en las negociaciones armenio-azerbaiyanas, el acuerdo de Karabaj. Ankara busca el reconocimiento de su papel en este proceso por parte de Rusia y quiere ser un mediador en pie de igualdad con ella.

“Hoy se espera una reunión entre los presidentes de Rusia y Turquía, se sabía de antemano. Estoy convencido de que esta provocación militar fue concebida y programada para coincidir con una reunión con Vladimir Putin en Samarcanda. Erdogan intentará en la reunión aumentar la importancia geopolítica de Turquía al hacer que ciertos temas sean un tema de discusión. Recordamos que Turquía viene tratando de convertirse en parte del formato Minsk de la OSCE durante muchos años. Esto no sucedió, el statu quo cambió después de la guerra de 2020, y ahora las manos de Turquía están desatadas de alguna manera, busca convertirse en un participante de pleno derecho en el acuerdo de Karabaj” dijo Safrastián.

Durante la guerra de 44 días en Karabaj y la reciente agresión de Azerbaiyán contra Armenia está el rastro turco, aseguró Ruben Safrastyan

Como informó SoyArmenio, Armenia y Azerbaiyán llegaron a un acuerdo sobre una tregua a partir de las 20:00 del 14 de septiembre. Antes de eso, se habían producido feroces enfrentamientos en secciones separadas de la frontera entre las dos repúblicas, con decenas de muertos. Armenia reportó 105 muertos, Azerbaiyán estimó sus pérdidas en 71 militares. La parte armenia reconoció la transferencia de 10 kilómetros cuadrados bajo el control de las fuerzas armadas de Azerbaiyán en la zona fronteriza. El pasado martes, día del inicio del conflicto armado, Rusia pidió un alto el fuego que Azerbaiyán no siguió. El 14 de septiembre por la noche, gracias a esfuerzos internacionales, se confirmó una tregua.

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Azerbaiyán se enfrenta a una salida masiva de capitales

    Azerbaiyán abrió fuego desde Najichevan contra Armenia

    Armenia advirtió en la ONU que Azerbaiyán planea nuevo ataque desde Najichevan