in ,

Embajadora Lynne Tracy de Estados Unidos visita Gegharkunik

La Embajadora de los Estados Unidos en Armenia, Lynne Tracy, visitó la región de Gegharkunik tras las escaramuzas desatadas por Azerbaiyán.

La Embajadora de los Estados Unidos en Armenia, Lynne Tracy, visitó la región de Gegharkunik tres días después de que un soldado azerbaiyano fuera asesinado y tres militares armenios heridos en nuevas escaramuzas que estallaron a lo largo de las regiones de Gegharkunik-Kelbajar de la frontera.

Embajadora de Estados Unidos visita Gegharkunik
Foto: Gobierno de Armenia

Tracy fue acompañada por el comandante de la unidad militar, General de División Arayik Harutyunyan; quien informó a la Embajadora sobre la situación en la frontera entre Armenia y Azerbaiyán, tras lo cual visitó la sección del Alto Shorzha de la frontera.

Esta región montañosa limita con el distrito de Kelbajar al oeste de Nagorno-Karabaj; una zona devuelta a Azerbaiyán luego de la guerra entre Armenia y Azerbaiyán el otoño pasado.

La Embajadora en Armenia Lynne Tracy, reafirmó la preocupación de los Estados Unidos por los incidentes ocurridos a lo largo de la frontera entre Armenia y Azerbaiyán y subrayó que los Estados Unidos rechaza el uso de la fuerza para demarcar y delimitar las fronteras, según cita SoyArmenio.

La Embajadora también destacó que Estados Unidos – como copresidente del Grupo de Minsk de la OSCE – sigue comprometido a trabajar con todas las partes para lograr una solución política duradera al conflicto de Nagorno-Karabaj.

Lynne Tracy también instó a Armenia y Azerbaiyán a volver a las negociaciones lo antes posible bajo los auspicios de los copresidentes del Grupo de Minsk.

Embajadora de Estados Unidos visita Gegharkunik
Foto: Gobierno de Armenia

Incidentes en la frontera entre Armenia y Azerbaiyán

La situación se desató el 12 de mayo en las regiones de Armenia fronterizas con Azerbaiyán, en Syunik, Gegharkunik y Vayots Dzor; cuando militares azerbaiyanos invadieron Armenia con el objetivo de demarcar fronteras; aunque en realidad comenzaron a fortificar pociones dentro del territorio soberano de Armenia.

A lo largo de la frontera con Armenia, los militares azerbaiyanos intentan regularmente construir carreteras y puestos militares; y se registraron disparos contra estructuras armenias y robo de ganado a los campesinos de las aldeas fronterizas.

Si bien Armenia exigió repetidamente que Azerbaiyán regresara inmediatamente a sus posiciones originales, al día de hoy continúan dentro de Armenia.

El 27 de mayo, el primer ministro Nikol Pashinyan propuso que se retiraran los militares de ambos paises hasta sus lugares de despliegue original; y que lo hicieran ambos al mismo tiempo. Luego, desplegarían guardias fronterizos rusos o europeos a lo largo de la frontera armenio-azerbaiyana.

Estarían en la sección de Sotk (Gegharkunik) a Khoznavar (Syunik). Recien luego Ereván comenzaría a trabajar en la demarcación y delimitación de la frontera entre Armenia y Azerbaiyán.

Hace aproximadamente una semana se registró una nueva ronda de tensión en la frontera. Comenzó el 14 de julio en la aldea de Yeraskh en la región de Ararat de Armenia; ubicada a lo largo de una sección de la frontera entre Armenia y Azerbaiyán de Najicheván. Esa zona viene siendo atacada periódicamente por los azerbaiyanos.

La autopista interestatal M2 atraviesa Yeraskh, conectando el norte con el sur de Armenia y más allá, hasta la frontera con Irán. Al oeste de Yeraskh se encuentra la frontera estatal entre Armenia y Turquía.

Devolución de prisioneros a cambio de mapas de minas

Las autoridades armenias no informan del número exacto de prisioneros armenios detenidos en Azerbaiyán, citando secretos de Estado. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Armenia anunció la cifra de 188 prisioneros armenios. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos contiene investigaciones sobre 228 armenios en cautiverio en Azerbaiyán.

En general y a partir del 3 de julio, gracias a los esfuerzos de Rusia, Estados Unidos, la UE y Georgia; fue posible devolver 104 ciudadanos armenios y 16 azerbaiyanos.

A cambio, como un «gesto de buena voluntad», Bakú recibió de Ereván mapas de los campos de minas de las regiones de Aghdam, Fizuli y Zangelan (ahora controladas por Azerbaiyán) en la zona de conflicto de Karabaj.

Aun hoy Azerbaiyán mantiene soldados como prisioneros, violando las clausulas del fin del conflicto, con el objetivo de cambiar a los mismos por mapas minados.

Sobre la guerra en Artsaj

Del 27 de septiembre al 9 de noviembre de 2020, las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán, con la participación de Turquía y mercenarios y terroristas extranjeros, llevaron a cabo una invasión contra la República de Artsaj (conocida por Nagorno Karabaj).

El 9 de noviembre de 2020, los líderes de Rusia, Azerbaiyán y Armenia firmaron una declaración sobre el cese de todas las hostilidades en Artsaj. Según el documento, las ciudades de las regiones de Shushi, Aghdam, Kelbajar y Lachin pasan a Azerbaiyán, con la excepción de un corredor de 5 kilómetros que conecta Karabaj con Armenia. También quedaron bajo control azerbaiyano más del 60% del territorio de la república de Artsaj.
También se despliega un contingente ruso de mantenimiento de la paz a lo largo de la línea de contacto en Karabaj y del corredor de Lachin.

Luego se determinó un centro ruso turco de monitoreo en Azerbaiyán y el intercambio prisioneros de guerra, rehenes y otras personas detenidas.

El 11 de enero de 2021, los presidentes de Rusia y Azerbaiyán Vladimir Putin e Ilham Aliyev y el primer ministro armenio Nikol Pashinyan, luego de conversaciones de cuatro horas en Moscú, firmaron una declaración conjunta destinada a desarrollar la región y desbloquear las comunicaciones.

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *