in ,

Armenia acusa a la ONU de justificar la limpieza étnica que realiza Azerbaiyán en Karabaj

Ya son 5.000 los desplazados internos que realizaron una evacuación desde Nagorno Karabaj hacia Armenia, configurando un éxodo armenio. Foto: panorama.am

Armenia considera insuficiente la respuesta de la ONU a la limpieza étnica de Azerbaiyán y a lo que está sucediendo en Nagorno-Karabaj. Así lo afirmó el Representante Permanente de Armenia ante la ONU, Mher Markaryan, en una reunión con el Asesor Especial del Secretario General de la ONU para la Prevención del Genocidio, el Secretario General Adjunto Alis Vairimu Nderitu.

Según él, los resultados preliminares de la visita de la misión de la ONU a Alto Karabaj no reflejan la situación real. Bakú utiliza esto para ocultar la limpieza étnica y especular sobre el papel de la organización.

Markaryan señaló que la reacción actual de los órganos de la ONU ante la agresión de Azerbaiyán no puede considerarse suficiente. Se necesita una misión de investigación para registrar los crímenes de Azerbaiyán contra el pueblo de Karabaj y proporcionar información veraz.

Según el representante permanente de Armenia, es importante una participación más activa del departamento de la ONU para la prevención del genocidio en el proceso. Nederitu, por su parte, confirmó su disposición a hacer los esfuerzos necesarios en este sentido, informa Sputnik. 

Como informara SoyArmenio, el martes 3 de octubre de 2023 escribió el embajador armenio en misión especial, Edmon Marukyan en Twitter, que los participantes de la misión de la ONU en Nagorno Karabaj desacreditan a la organización mundial como institución, tras el informe presentado por miembros de Turquía, Rusia, Hungría, Pakistán y Albania.

El comunicado de Armenia a la ONU

En primer lugar, cabe señalar que la visita del 2 de octubre de la delegación del Coordinador Residente de la ONU a Azerbaiyán no puede considerarse una misión interdepartamental de investigación y no tiene nada que ver con las expectativas de la parte armenia y de la comunidad internacional. Además, la visita de la delegación tuvo lugar sólo cuando, como resultado de la limpieza étnica, Nagorno-Karabaj había perdido por completo a su población indígena armenia. Como evaluación objetiva, la delegación de la ONU sólo pudo mencionar el hecho de la expulsión de los armenios de Nagorno-Karabaj, habiendo presenciado cómo los habitantes de Nagorno-Karabaj abandonaron sus asentamientos nativos, las tumbas de sus familiares y su patrimonio cultural y religioso centenario.

Recordemos que durante varios meses después del bloqueo del corredor de Lachin, la parte armenia interactuó con la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU y otras unidades de la Secretaría de la ONU, pidiendo que se enviara una misión interinstitucional de investigación de la ONU a Nagorno-Karabaj para evaluar la situación humanitaria y de derechos humanos que se había desarrollado como resultado del bloqueo de Nagorno-Karabaj, así como para responder a las necesidades humanitarias de la población de Nagorno-Karabaj. Esta cuestión se planteó repetidamente durante las reuniones con el Secretario General de la ONU.

Muchas organizaciones internacionales de derechos humanos, abogados independientes y estudiosos del genocidio han expresado su preocupación por las amenazas existenciales que enfrenta el pueblo de Nagorno-Karabaj, señalando los riesgos de cometer crímenes. La única organización humanitaria presente en Nagorno-Karabaj, el Comité Internacional de la Cruz Roja, expresó en su mensaje su preocupación por no poder proporcionar asistencia humanitaria a la población civil a través del corredor de Lachin. 

armenia onu limpieza étnica
Armenia considera insuficiente la respuesta de la ONU a la limpieza étnica de Azerbaiyán y a lo que está sucediendo en Nagorno-Karabaj.

Todos estos informes y evaluaciones, que también mostraban un claro desprecio por el compromiso de la ONU de «no dejar a nadie atrás», mostraron la gravedad de la situación, que fue esencialmente ignorada por la ONU.

El comunicado de prensa emitido tras la visita es extremadamente parcial y no refleja la situación sobre el terreno: no contiene ninguna referencia a las numerosas víctimas y heridos como resultado del ataque a gran escala de Azerbaiyán, el ataque a la infraestructura civil, el bloqueo del corredor de Lachin que duró más de 9 meses y la consiguiente crisis humanitaria, el secuestro de ciudadanos por parte de los servicios especiales azerbaiyanos en un puesto de control ilegal cerca del puente Hakari y otros hechos conocidos por los socios internacionales.

Azerbaiyán aprovechó la visita de la delegación del Coordinador Residente de la ONU a Azerbaiyán para promover sus percepciones propagandísticas y legitimar el ataque a gran escala contra Nagorno-Karabaj y sus consecuencias.

Armenia espera una respuesta clara de la ONU a la limpieza étnica en Nagorno-Karabaj, a las graves violaciones de los derechos humanos fundamentales del pueblo de Nagorno-Karabaj y al derecho internacional humanitario, de conformidad con los principios fundamentales del derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas”.

La tercera guerra de Karabaj o la Guerra de Un Día

El Ministerio de Defensa de Nagorno-Karabaj informó que el 19 de septiembre, las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán  violaron el alto el fuego a lo largo de toda la línea de contacto, lanzando ataques con misiles y artillería y utilizando vehículos aéreos no tripulados y aviones de combate.

Como había publicado SoyArmenio, Bakú acusó a los armenios de Karabaj de llevar a cabo acciones de sabotaje y dio inicio a «medidas antiterroristas de carácter local en la región para garantizar y restaurar el orden constitucional de la República de Azerbaiyán”.

El garante de la seguridad, las fuerzas de paz de Rusia, no solo no repelieron el ataque, sino que se encargaron de desarmar al fuerzas de autodefensa.

El 20 de septiembre, 24 horas después del ataque azerí, la República de Artsaj aceptó la propuesta de Rusia de un alto el fuego bajo las condiciones de Azerbaiyán y el 28 de septiembre, el presidente de Karabaj, Samvel Shahramanyan, firmó la disolución de la república no reconocida.

Según los últimos datos, 200 personas murieron (10 civiles, entre ellos 5 niños) y más de 400 resultaron heridas (40 civiles, entre ellos 13 niños). 

Los residentes de Artsaj se vieron obligados a abandonar en masa el territorio de su república y trasladarse a Armenia. Según el gobierno de Armenia, actualmente hay 100.632 refugiados de Nagorno-Karabaj.

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    La indulgencia de Úrsula: Unión Europea destinará €25 millones en ayuda a Armenia

    En Azerbaiyán y Turquía declararon “Terrorista” a la modelo armenia Armine Arutyunyan