in , ,

Armenia 2022: el año de las confrontaciones

Armenia pasó el año 2022 con muchas confrontaciones y negociaciones internas y externas con eventos increíbles, traiciones memorables, fallidos intentos de golpes de estado y presidentes que huyeron, mientras el país rompía récord en exportaciones e inversiones, mientras lidiaba con la mitad de su población sumergida en la pobreza.

El cinismo del año

Un extracto del discurso de Nikol Pashinyan en la Asamblea Nacional el 13 de abril .

“Me deberían acusar no de entregar tierras, sino de no entregar tierras. Soy culpable, porque en 2018-2019 no me paré frente al público y no dije que todos nuestros amigos, lejanos y cercanos, esperan que entreguemos las 7 regiones a Azerbaiyán en una u otra configuración y bajemos el listón que establecimos para el estatus de Artsal».

«Me vi obligado a presentar todo esto en detalle a nuestro pueblo. No hacer esto es mi verdadero pecado. Al entregarme, podría haber salvado miles de vidas, pero al no entregarme, de hecho, me convertí en el autor de decisiones que llevaron a miles de víctimas».

La mentira del año

El 30 de junio, el Secretario del Consejo de Seguridad Armen Grigoryan, hablando sobre Berdzor y Aghavno, dijo: «Todavía tenemos tiempo para encontrar soluciones para la carretera y para los residentes, todavía tenemos alrededor de 1,5 años. Trabajaremos con el gobierno de Artsaj y encontraremos soluciones».

Dos meses después, el 28 de agosto, Ilham Aliyev anunció el establecimiento del control sobre Berdzor y Aghavno.

La Huida del año

El 23 de enero (domingo), se publicó la declaración de Armen Sargsyan, mediante la cual informa que renuncia al cargo de presidente de Armenia. En el momento del anuncio, estaba fuera de Armenia, por lo que su movimiento fue más como un escape. 

Durante los 4 años de su mandato, Armen Sargsyan se quejó regularmente de la falta de poderes otorgados por la Constitución, «olvidando» que al aceptar la propuesta de Serzh Sargsyan, conocía bien el alcance de los poderes.

La vergüenza del año

El 3 de marzo, la Asamblea Nacional eligió a Vahagn Khachaturyan, exalcalde de Ereván, como presidente de Armenia en una votación cerrada y secreta.

Medio año después, Vahagn Khachaturyan apareció en el centro de atención de la prensa británica, pues decidió tomarse una foto cerca del ataúd de la reina Isabel II de Gran Bretaña.

La farsa del año

En marzo, en la reunión de miembros armenios del Consejo Espiritual Supremo bajo el Catholicos de Todos los Armenios, se discutió la iniciativa de Gagik Tsarukyan de construir una estatua de Jesucristo.

El Consejo Espiritual Supremo reafirmó que «la Iglesia no considera aceptable la instalación de la estatua de nuestro Señor Jesucristo, considerando que no es adecuada a la tradición iconográfica y de culto centenaria de la Iglesia armenia».

A pesar de esto, durante el año se llevaron a cabo activamente trabajos preparatorios en el Monte Hatis. Además, se supo que casi toda el área de la montaña fue privatizada por personas y empresas relacionadas con Tsarukyan.

El traidor del año

Sin lugar a dudas, la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC). Este año comenzó el año con paso firme, desplegando tropas del bloque de seguridad de seis naciones liderado por Moscú en Kazajstán ayudó a sofocar disturbios políticos sin precedentes en los que murieron más de 200 personas.

Pero cuando tocó el turno de ayudar a Armenia ante los ataques del 13 de septiembre de Azerbaiyán contra Armenia, cuando intentó invadirla, matando a más de 200 soldados, la organización no solo no apoyó a sus aliado, sino hasta justificaron al agresor.

El espía del año

A principios de febrero, el inversionista ruso armenio y empresario Ruben Vardanyan publicó el artículo del programa «15 principios del futuro de Armenia» y estuvo intentado entrar a la política armenia, pero tanto opositores como oficialistas lo ignoraron.

El 1 de septiembre anunció que renuncia a su ciudadanía rusa y se mudaba a Artsaj. Casi de inmediato lanzó criticas contra el gobierno de Armenia por no respetar a los rusos y es aplaudido por los opositores de Ereván. Azerbaiyán también lo calificó de agente ruso y en occidente sospechan que sus empresas son para lavar dinero de Putín.

El fracaso del año

Parecía que la lucha callejera lanzada por la oposición en la primavera podía dar resultados, pero la ola de mítines fue amainando paulatinamente y se inició una crisis en las filas de la oposición, que se reflejó en la renuncia de varios diputados a sus cargos. mandatos.

Desde el 25 de abril, la oposición parlamentaria representada por los dos bloques políticos «Armenia» y «Tengo el honor», encabezados respectivamente por los expresidentes de la república Robert Kocharyan y Serzh Sargsyan , pidieron la renuncia del primer ministro para asumir ellos un gobierno de «salvación»

Al no conseguir el apoyo popular, recurrieron a marchas y mitines que dejaron en mano del dirigente de la FRA Ishkhan Saghatelyan, quien solo logro mob¿vilizar a la juventud de las escuelas del secudnario y estuadinters universitarios.

Los líderes de la oposición, hablando de las razones del fracaso, mencionan con mayor frecuencia la pasividad de la sociedad, negándose obstinadamente a admitir sus propios errores del presente y del pasado y disculparse sinceramente por ellos.

La iniciativa fallida del año

El primer presidente de Armenia, Levon Ter-Petrosyan, dijo el 26 de septiembre que en la reunión de los ex presidentes de Armenia y Artsaj celebrada por iniciativa del Catolicós Garegin II, propuso «iniciar un diálogo constructivo entre el gobierno y la oposición».

El primer presidente dijo que esta propuesta no fue incluida en el mensaje de presentación de los resultados de la reunión, porque no fue aprobada por otros participantes.

Después de esta entrevista de Ter-Petrosyan, las reuniones de los ex presidentes de Armenia y Artsaj no volvieron a tener lugar y la iglesia comenzó a usar esa plataforma para pedir la renuncia del gobierno.

Armenia 2022: el año de las confrontaciones
Armenia pasó el año 2022 con eventos y confrontaciones, traiciones , fallidos intentos de golpes de estado y presidentes que huyeron.

Lo más destacado del año

Quizás el único punto brillante de 2022 fue la celebración del festival de arte y ciencia STARMUS en Armenia, por lo que debemos agradecer al cofundador del festival, el astrofísico Garik Israelyan.

Del 5 al 10 de septiembre, premios Nobel, científicos de renombre, cosmonautas, músicos estuvieron en Armenia. Los invitados no solo participaron en discusiones científicas, sino que también fueron a universidades y dieron conferencias en la «Aldea científica» abierta en Freedom Square. Gracias a STARMUS, Brian May, el guitarrista de la legendaria banda Queen, llegó a Armenia.

Solo tres días después del final del festival, Azerbaiyán atacó a Armenia y Brian May emitió una declaración especial diciendo que «Armenia está casi indefensa contra la vil alianza de tres dictaduras despiadadas y necesita el apoyo total de Occidente para sobrevivir».

Written by SoyArmenio

Mesa de noticias en español de la redacción de SoyArmenio.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Aumentan los casos de Covid y Armenia recomienda que ancianos y pacientes crónicos usen mascarilla

    Mientras Armenia critica, los líderes de Karabaj salieron a defender las fuerzas de paz de Rusia